Tecnología española

El Departamento de Salud de EE UU sella un acuerdo con Sherpa.ai para combatir las enfermedades raras

Utilizará la plataforma de inteligencia artificial aplicada a la privacidad de datos de la compañía vasca

Xabi Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de Sherpa.ai.
Xabi Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de Sherpa.ai.

El National Institutes of Health (NIH) ha sellado un acuerdo con Sherpa.ai para mejorar el diagnóstico y tratamiento de enfermedades raras a través de la nueva plataforma de inteligencia artificial de la compañía vasca. La reconocida institución es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos y la agencia de investigación para la salud de este país. Se trata de la agencia de investigación biomédica más grande del mundo.

Con la solución de Sherpa.ai, el servicio de salud de EE UU podrá entrenar sus algoritmos con datos de diferentes hospitales y organizaciones científicas repartidas por todo el mundo “de una forma segura y sin que estos compartan datos de los pacientes, respetando así su privacidad y permitiendo el avance científico”, señala Xabi Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de la startup.

El directivo explica que las instituciones médicas están recurriendo cada vez más a la inteligencia artificial para encontrar tratamientos para enfermedades que hasta ahora no tienen cura. El problema es que para que los algoritmos que ayudan a detectar lo que el ojo humano no puede ver, como patrones o biomarcadores, sean efectivos necesitan aprender de datos de pacientes, que suelen ser privados y confidenciales.

En la mayoría de los casos la privacidad de datos y la regulación imposibilita compartirlos, frenando los avances en la cura y tratamiento de enfermedades. Un hecho que se complica aún más cuando se trata de enfermedades raras, pues hay muy pocos casos y, la mayoría de las veces, los datos están dispersos en diferentes hospitales, regiones e incluso países con normativas diferentes.

Uribe-Etxebarria aclara, en este contexto, por qué el Departamento de Salud de EE UU ha elegido su tecnología. “La manera tradicional de hacer que esos algoritmos aprendan sería enviar esos datos médicos privados a un servidor común y entrenarlo, pero eso vulneraría la privacidad de los pacientes e incumpliría la regulación; eso, sin contar con otras implicaciones como el gran consumo energético. En cambio, nuestro software permite que el entrenamiento se distribuya y se produzca en local y solo las mejoras se combinan en la nube, de modo que ningún dato del paciente saldrá del hospital”.

Según el investigador senior del NIH, Carsten G. Bönnemann, la aplicación de inteligencia artificial a través de la plataforma de aprendizaje federado de Sherpa.ai “podría permitir explorar nuevas posibilidades de diagnóstico y tratamiento para un grupo de enfermedades que actualmente no tienen tratamiento específico”.

Los resultados del trabajo conjunto se harán públicos en los próximos meses. “Aunque todavía es muy pronto para sacar conclusiones, los primeros datos son muy esperanzadores. Y si esto se confirma, será un avance de gigante en el tratamiento y cura de estas enfermedades”, continúa el directivo español.

El acuerdo con el NIH se conoce apenas dos meses después de que la startup española anunciara una importante alianza con Telefónica para ofrecer a las empresas de cualquier sector inteligencia artificial avanzada que les permita mejorar sus resultados financieros, operativos y de sostenibilidad. Para ello también se apoyarán en la nueva plataforma de IA de Sherpa.ai.

La compañía vasca cerró igualmente el pasado octubre otro acuerdo con KPMG para que la consultora distribuya entre sus clientes la misma plataforma.  El objetivo de este socio es ofrecer la solución de inteligencia artificial de la firma española en los 147 países donde está presente, aunque durante unos meses centrará los esfuerzos en el mercado español. Tanto el acuerdo con NIH como los de Telefónica y KPMG suponen un fuerte espaldarazo para la tecnología de la startup española.

Sherpa.ai cerró en marzo de 2021 una ronda de financiación de 7,2 millones de euros y está preparando otra de entre 20 y 30 millones para dar el salto definitivo y convertirse en el “campeón europeo" de la inteligencia artificial. Con esa misma meta, el pasado octubre nombró a Tom Gruber, fundador y CTO de Siri, director de Estrategia de Inteligencia Artificial de la compañía. En su equipo también están Joanna Hoffman, que fue directora de marketing de Apple, y Doug Solom, anterior Chief Strategy Officer del fabricante del iPhone.

Normas
Entra en El País para participar