Capital riesgo

Brookfield y Maquarie se enfrentan a Nortegas y pujan por Madrileña

Las valoraciones parten de los 2.000 millones

Brookfield y Maquarie se enfrentan a Nortegas y pujan por Madrileña

La puja por Madrileña Red de Gas se calienta. La compañía busca fondos de inversión que entren en la subasta y obliguen a Nortegas, el gran favorito, a elevar su oferta. Entre los fondos interesados por dar la batalla están Brookfield, Macquarie, en manos del fondo EFG Hermes, según fuentes financieras.

La venta del distribuidor de gas ya ha arrancado. Los actuales accionistas de la compañía — el fondo de pensiones holandés PGGM y el chino Gingko Tree— han contratado a RBC para pilotar la desinversión de la compañía. El banco ya ha comenzado a distribuir el cuaderno de ventas entre los potenciales compradores.

El claro favorito es Nortegas, que fue adquirida el año pasado por JP Morgan, lo que le da el músculo para protagonizar la gran concentración del sector en España. También ronda la operación Redexis, que tiene una red de 11.000 kilómetros por los que transporta 36.000 GWH en 38 provincias españolas. Esta firma está en manos de los fondos ATP, USS, GT Fund y CNIC.

Tanto el banco como la compañía no quieren que la venta de Madrileña se dirima solo entre industriales. Y, por ello, están llamando a la puerta de varios fondos de inversión, con el objetivo de que la operación sea lo más competida posible. Y maximizar el precio.

Se han encontrado con el rechazo de los todopoderosos fondos de pensiones canadienses —como CPPIB, CDPQ o Aimco— por las reticencias por entrar en un negocio tan vinculado a los combustibles fósiles. Mejor acogida ha tenido la transacción entre los fondos de infraestructuras. Las fuentes consultadas apuntan a que el gigante Brookfield, el australiano Macquarie o el fondo egipcio EFG Hermes, que es dueño en España de Ignis.

Los interesados deberán presentar oferta a finales de noviembre. Y, a partir de entonces, iniciar las labores de due diligence. Esto dilataría la elección de un ganador ya para el año que viene.

El mercado observa esta operación como una gran oportunidad para consolidar el sector en España en un momento crítico. Los gasoductos, en plena crisis energética, se han mostrado como una infraestructura clave. También ofrece buenas posibilidades de crecimiento para, en un futuro, poder aprovechar las tuberías por la que hoy transportan gas para hacer lo propio con el hidrógeno verde. Un movimiento para el que se requieren ingentes inversiones, pero que ofrece la posibilidad de posicionarse en un eventual maná futuro.

Fe de errores

En una versión previa de este artículo se citaba también a Ignis como otro de los potenciales interesados en la puja por Madrileña Red de Gas.

Normas
Entra en El País para participar