El Gobierno valenciano subirá el impuesto de patrimonio y el IRPF a los tramos altos

Además creará un nuevo tipo del 11% en transmisiones patrimoniales para compras de inmuebles superiores a un millón de euros

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

El Gobierno valenciano subirá el IRPF a los tramos más altos, así como el Impuesto de Patrimonio para fortunas superiores a 1,3 millones de euros, y creará un nuevo tipo del 11% en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para compras de inmuebles superiores a un millón de euros. Estos cambios se aplicarán a partir de 2023, pero que no tendrán efecto hasta las declaraciones impositivas de 2024.

Así lo ha acordado hoy el Consejo de Gobierno de la Generalitat, aunque su aprobación ha quedado aplazada para antes del lunes y será efectiva en la declaración de la renta de 2024, es decir, tras los comicios autonómicos de mayo y los generales de final de año.

Así lo han explicado la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Aitana Mas y el consejero de Hacienda, Arcadi España, quienes han presentado hoy la reforma fiscal aprobada por el Consejo de Gobierno de la Generalitat, que incluye también un paquete de rebajas fiscales al IRPF de rentas medias y bajas y un aumento de las deducciones.

Las subidas de impuestos acordadas han quedado pendientes de aprobación para antes del próximo lunes y afectarán a la tarifa del IRPF para 2023, así como las modificaciones del Impuesto de patrimonio, que se incluirán en el presupuesto y que será lo que pagarán los ciudadanos en la declaración de la renta que hagan en 2024.

Sobre esta segunda parte del acuerdo, la vicepresidenta ha explicado que se mantendrán los mínimos y las deducciones y ha indicado que se creará una nueva tarifa del IRPF para que "los tramos más altos aporten más".

También se incrementará en un 0,25% los tramos más elevados del valor patrimonial para aquellos que tengan una riqueza superior a 1,3 millones de euros, sin contar el mínimo exento y el valor de la vivienda habitual. Con esta propuesta, esperan recaudar 25 millones de euros.

Subida en transmisiones patrimoniales

Igualmente, se creará un nuevo tipo del 11% en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para compras de inmuebles por valor superior a un millón de euros, con lo que esperan recaudar 15 millones.

Preguntada por si el Gobierno que salga de las próximas elecciones (previstas para mayo de 2023) podría modificar estas medidas, la vicepresidenta ha indicado que "de la misma manera que la reforma de 2022 se ha aprobado de manera retroactiva, un nuevo Gobierno podría volver a tocar la que esté aprobada" sobre la renta de 2023.

Lo que sí ha aprobado hoy el Pleno del Consell de la Comunidad Valenciana ha sido la Ley de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera y de Organización de la Generalitat, conocida como 'ley de acompañamiento' de 2023, así como la reforma fiscal de 2022, que supondrá una menor factura fiscal para el 97% de los valencianos. Las propuestas se concretan en un aumento de mínimos exentos y más deducciones.

Los miembros del Gobierno valenciano han aprobado dos textos separados: un anteproyecto de ley para la ley de acompañamiento y un decreto ley para la bajada fiscal, que se notará en la próxima declaración de la renta, ya que afecta al año 2022 con carácter retroactivo. La ley de acompañamiento incluye las tasas y tributos de 2023.

De esta manera, las medidas que afectan a las rentas de menos de 60.000 euros serán efectivas desde el 1 de enero, antes de los próximos comicios autonómicos, mientras que el resto (incluidos los incrementos para rentas más altas) se aplicarían ya en 2024.

Normas
Entra en El País para participar