Puig anuncia una rebaja del 10% en 70 tasas autonómicas y precios públicos

El Consell ultima un plan para complementar las medidas del Gobierno central contra la inflación y la crisis energética

Ximo Puig
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, presenta el Plan Reactiva. GVA

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este sábado una rebaja del 10% en 70 tasas de competencia autonómica y precios públicos durante todo el año, en el marco de un itinerario de medidas denominado Plan Reactiva que está ultimando el Consell para tratar de frenar la inflación.

Así lo ha indicado en una comparecencia tras mantener una reunión con agentes sociales sobre medidas de respuesta a la crisis energética. Al encuentro también han asistido el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent; la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, y el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España.

Puig ha explicado que en esta reunión se ha avanzado en un "esqueleto" de las medidas autonómicas que formarán parte del Plan Reactiva y que se implementarán para complementar el Plan de Respuesta del Gobierno central, una vez acordado el marco desde la Unión Europea, a fin de paliar las consecuencias económicas y sociales de la crisis energética y la invasión de Ucrania.

La próxima semana se concretará este itinerario, tras reuniones con sindicatos y asociaciones empresariales que tendrán lugar en los primeros días de la semana, ha explicado el president.

Los "grandes pilares" de esta respuesta autonómica serán "luchar contra la inflación", para lo que el Consell hará "todo lo que esté en su mano"; las ayudas a autónomos y familias, con especial atención a las personas vulnerables y "ayudas a todos los sectores" del tejido económico, y en tercer lugar "acciones para acelerar la autonomía energética".

A falta de concretar cómo se materializarán todas estas líneas de actuación, el president ha avanzado que una de estas medidas es la rebaja por parte de la Generalitat de "las tasas públicas de competencia autonómica y precios públicos en un 10% para todo este año", que se aplicará a 70 tasas fiscales de ámbito autonómico, en "una aportación por parte de la Generalitat para intentar tirar hacia bajo los precios y bajar la inflación".

En cuanto a las tasas afectadas, Puig ha señalado que serán "muy amplias" y que algunas están "vinculadas a cuestiones de normativa estatal", por lo que aún debe estudiarse la implementación de la reducción.

Puig ha puesto el foco además en que, respecto a los precios públicos, la Generalitat llegará a acuerdos con empresas concesionarias de los servicios de transporte público para bajar los precios de los billetes, una actuación que incide tanto en la inflación como en la descarbonización, ha apuntado, al tiempo que ha destacado que se ha iniciado ya una rebaja del 50% en el transporte metropolitano de València y que la intención es extenderla también al área metropolitana de Alicante.

El plan de medidas, ha explicado Puig, se financiará con fondos propios de la Generalitat, fondos Feder, FSE y el mecanismo europeo de recuperación.

Ximo Puig ha insistido en que se impulsará para ello la colaboración público-privada, la colaboración entre la administración autonómica y los ayuntamientos, se actuará sobre los grupos vulnerables "extendiendo las ayudas al conjunto de la población" y se incentivará la transición hacia energías renovables.

Asimismo, Puig ha señalado que algunas de las acciones del Consell frente a la crisis energética "comenzarán a implementarse en los próximos días" bajo el paraguas del decreto ley ómnibus aprobado el viernes en el Pleno del Consell, que incluye medidas para agilizar la instalación de plantas de energía fotovoltaica y eólica y una ampliación de la Renta Valenciana de Inclusión (RVI) para que las familias puedan hacer frente a la subida de los suministros, entre otras cuestiones.

"Esfuerzo compartido"

Puig ha enviado el "importante mensaje" a las empresas de que "hay que bajar los precios" y les ha pedido un "esfuerzo compartido" que pasaría por "rebajar los márgenes" de beneficios, a fin de que "los ciudadanos no sufran de una forma tan cruenta la crisis".

En esa línea, ha agradecido a los agentes sociales y económicos "su compromiso en este objetivo que ahora nos une, parar la crecida de precios y generar una mayor capacidad de soberanía energética". Para ello, ha afirmado, será "clave" el diálogo social y que "todos los actores estén alineados en la misma dirección", como hicieron en la respuesta a la crisis originada por la pandemia de coronavirus.

El responsable del Ejecutivo autonómico ha asegurado que "en estos momentos la gran prioridad" del Consell es "dar una respuesta lo más eficaz posible a la crisis provocada por la guerra de Ucrania, que ha significado consecuencias sociales y económicas muy graves, entre ellas fundamentalmente la inflación que está perjudicando enormemente a familias y empresas".

En este contexto, Puig ha asegurado que el gobierno valenciano encara la situación bajo la premisa de que sigue vigente el objetivo que se marcó en la crisis sanitaria: "Salvar vidas y ayudar a resistir a empresas y familias", así como "reactivar la recuperación económica que ya se había empezado a consolidad entre nosotros".

Normas
Entra en El País para participar