Fin a los controles sanitarios por el Covid-19 en los aeropuertos españoles

Sanidad dejará sin efecto a las 0,00 horas las medidas de control sanitario a los viajeros procedentes de países no pertenecientes a la UE o asociados a Schengen

Control de temperatura a un pasajero de un vuelo internacional a su llegada a Madrid-Barajas.
Control de temperatura a un pasajero de un vuelo internacional a su llegada a Madrid-Barajas.

Las medidas de control sanitario a los pasajeros internacionales que entran en España, esencialmente a través de los mayores aeropuertos de la red de Aena, decaen esta noche a las 0,00 horas. El examen estaba ya limitado a viajeros procedentes de países extracomunitarios o ajenos al espacio Schengen y era aleatorio en los puestos fronterizos terrestres de Ceuta y Melilla, además de en las fronteras áreas y marítimas.

El Ministerio de Sanidad ve "superada" la fase aguda de la pandemia, se puede leer en una resolución publicada en el BOE, lo que ha movido a actualizar la estrategia de control frente al Covid-19. Juegan a favor "los altos niveles de inmunizados en la población española y en los países de nuestro entorno, que han llevado a una importante disminución de los casos graves y de la letalidad frente a SARS-CoV-2".

La resolución publicada esta mañana señala que España debe respetar los principios generales del Derecho de la Unión al aplicar cualquier limitación a la movilidad internacional, "no debiendo ir más allá de lo estrictamente necesario para salvaguardar la salud pública". Sanidad dice atender la evolución de la pandemia en todo el mundo, así como la situación epidemiológica en España, para levantar los controles. El objetivo, añade, es "favorecer la normalización de la movilidad internacional, con el menor impacto posible para la salud pública".

Días atrás, dos de los sindicatos con mayor representación entre los tripulantes de cabina de pasajeros (TCPs), como son Stavla y Sitcpla, también demandaron a los Ministerios de Sanidad y Transportes que el uso de mascarilla a bordo de los aviones pase de obligatoria a voluntaria en vuelos con partida o destino en España.

Enfado de las aerolíneas

El refuerzo de los controles que son competencia de Sanidad Exterior fue motivo de disputa entre las aerolíneas y el Gobierno en el verano de 2020 al cargarse los costes, junto al de las medidas de seguridad e higiene en los aeropuertos, a las compañías aéreas a través de las tarifas.

Fue el real decreto-ley 21/2020, cargado de medidas urgentes para hacer frente a la crisis sanitaria, el que permitió a Aena repercutir los costes sanitarios ocasionados por la pandemia cuando no eran cubiertos por subvenciones o ayudas públicas.

La empresa pública recibió el mandato en junio de 2020 de controlar la entrada de viajeros del extranjero a través de controles de la temperatura, entre otras medidas.

Ya en abril de este año, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) volvió a demandar la exención de estos costes para las aerolíneas al entender que era responsabilidad del Gobierno garantizar la seguridad sanitaria en las fronteras. Aena incurrió en costes sanitarios por 138 millones ente 2020 y los nueve primeros meses de 2021 para adaptar los aeropuertos a las exigencias sanitarias y subcontratar el control de pasajeros ante el virus. Ello supuso elevar en 0,8 euros el ingreso máximo anual ajustado pr pasajero (IMAAJ), que sirve de base para el cálculo de las tarifas. Y a los 138 millones se sumaron otros 32 millones en el último trimestre de 2021 y se ha seguido engordándola factura en el presente ejercicio.

Normas
Entra en El País para participar