Tecnología

Elon Musk, investigado por las autoridades estadounidenses por la compra de Twitter

Elon Musk, fundador y CEO de Tesla.
Elon Musk, fundador y CEO de Tesla.

Elon Musk, fundador de Tesla, está siendo investigado por las autoridades estadounidenses en relación a su intento de compra de la compañía Twitter. Así lo han desvelado los abogados de la red social en un escrito presentado ante un juzgado de Delaware, en el que aseguraron que el magnate "está siendo investigado por las autoridades federales por su conducta en relación con la adquisición de Twitter".

La plataforma social han exigido el acceso a los documentos que Musk ha entregado a las autoridades federales. "A través de su abogado, ha intercambiado correspondencia relevante con esas autoridades en relación con sus investigaciones”, señalan los abogados de la red social. “Twitter quiere esos documentos, porque tienen que ver con cuestiones clave en este litigio”, remarcan en un escrito avanzado por Bloomberg.

Los documentos en cuestión incluyen un correo electrónico del 13 de mayo a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC, por sus siglas en inglés) y una presentación de diapositivas a la Comisión Federal de Comercio, según una carta entregada por los abogados de Twitter a la jueza del Tribunal de Cancellería de Delaware, Kathaleen McCormick. "Este juego de esconder la pelota debe terminar", dijo la compañía en la presentación a la jueza.

Según informa El País, la ley estadounidense contempla un proceso de presentación de pruebas llamado discovery por el que las partes enfrentadas en una demanda están obligadas a desvelar al contrario comunicaciones y documentación propia relacionada con el caso.

La noticia de la investigación a Musk, de la que se desconoce aún su enfoque exacto y qué autoridades federales la están llevando a cabo, ha trascendido mientras Twitter trata de cerrar definitivamente la venta de la red social a Musk. El fundador de Tesla acordó por primera vez en abril pasado comprar la plataforma por 44.000 millones de dólares, pero después intentó retirarse del acuerdo varias veces argumentando precoupación sobre el número de cuentas falsas de la red social. Sin embargo, la semana pasada el magnate aseguró a través de una carta a la directiva de Twitter que estaba dispuesto a pagar el precio pactado inicialmente para hacerse con la compañía.

La jueza ha dado hasta el 28 de octubre para dar a ambas partes a llegar a una resolución, pero eso no ha impedido que el proceso judicial emprendido por Twitter para hacer cumplir a Musk el pacto siga abierto, aunque suspendido.

Antes de revelar su oferta de compra por la totalidad de Twitter, Musk se había hecho con una participación del 9,2% de la red social en una serie de compras de acciones que empezaron en enero. El multimillonario empresario, que se había convertido en el mayor accionistas de la red social, había sobrepasado el umbral del 5% que activa la obligación de divulgación.

Los abogados de Twitter ya habían acusado a Musk de haber violado la regulación al no haber hecho pública esa participación en la compañía antes del 24 de marzo. El magnate no reveló el peso que tenía en el capital de la red social hasta el 4 de abril. Ese mes, la SEC envió una carta a Musk, que había indicado su intención de ser un accionista pasivo, pidiéndole aclaraciones sobre su comportamiento.

The Information, un sitio de noticias tecnológicas, informó también en abril que la FTC estaba examinando si Musk no cumplió con el requisito de informes antimonopolio relacionado con las intenciones de un inversión de ser un accionista pasivo o activo.

Fuentes conocedoras aseguran al FT que Twitter y el equipo de Elon Musk están trabajando para cerrar el acuerdo antes de la fecha límite del 28 de octubre. Si no cerrara, la jueza fijará una fecha para el juicio en noviembre.

Alex Spiro, abogado de Musk, ha asegurado a Reuters que la presentación judicial de Twitter, que se hizo el 6 de octubre, el mismo día en que la jueza detuvo el litigio entre las partes, fue una "mala dirección" y ha añadido que "son los ejecutivos de Twitter los que están bajo investigación federal". Twitter se ha negado a comentar sobre la declaración de Spiro.

Normas
Entra en El País para participar