Distribución

Ikea supera los 1.800 millones de ventas en España y prevé abrir 90 tiendas en dos años

Las repartirá entre los siete formatos que tiene en el país e implicarán la contratación de 1.500 personas

Los 1.820 millones facturados suponen un nuevo récord

Ikea supera los 1.800 millones de ventas en España y prevé abrir 90 tiendas en dos años

Ikea proyecta un importante crecimiento de su red en España en un momento en el que su negocio en el país sigue batiendo récords. La compañía sueca especializada en mobiliario para el hogar alcanzó en el ejercicio 2021-2022, finalizado el pasado 31 de agosto, unas ventas de 1.820 millones de euros, un incremento del 8,2% respecto al año anterior.

Una cifra que marca un nuevo récord de facturación para la compañía en el mercado español, como ya sucedió en el anterior ejercicio, comprobando la rápida recuperación lograda después del impacto del Covid-19. A ello también ayuda el impulso de su canal digital. Este llegó a 406 millones de euros, representando el 22% de toda la facturación. A diferencia de años anteriores, Ikea ha introducido en este apartado servicios relacionados con el negocio digital que antes incluia en la cifra general de ventas. Con este criterio, el crecimiento comparable respecto al ejercicio anterior es del 3,2%. En todo caso, el salto en este apartado ha sido significativo desde que empezó la pandemia. En el último ejercicio previo a la misma, este canal apenas representaba el 4% de la facturación y superaba los 60 millones.

Contratación histórica

La compañía define su desempeño en el último ejercicio como sólido, y sobre esa base prevé acometer un importante plan de crecimiento en el país. Ikea proyecta la apertura, en los dos próximos años, de 90 nuevos puntos de venta, con los que más que doblará su presencia en el mercado español, ya que en la actualidad cuenta con 77. Eso implicará la contratación de 1.500 personas, que según la compañía es el mayor proceso de reclutamiento de su histoeria en el país.

Ikea "prevé seguir avanzando en su plan de expansión omnicanal, con una clara apuesta por formatos más diversos y accesibles para estar más cerca del consumidor de una manera mucho más especializada", dice en un comunicado. Esos nuevos puntos se repartirán entre los siete formatos distintos que ha desarrollado la compañía, "en función de su localización comercial, su tamaño y los servicios prestados en ellos". Ikea cuenta con su formato clásico de gran superficie, tiendas urbanas, locales de menor tamaño, centros de diseño y planificación, puntos de recogida. pop ups y también un formato mediano, de unos 3.000 metros cuadrados, como el que abrió hace un año en Las Rozas.

El foco de su crecimiento en el país lo pondrá en Andalucía, Cataluña, Levante y Madrid. "Estamos comprometidos con España, el país que nos ha abierto sus brazos y hogares desde hace más de 25 años", dice en un comunicado Nurettin Acar, CEO de Ikea en España.

"El estallido de la Guerra de Ucrania, las interrupciones en la cadena logística o las dificultades de abastecimiento nos han traído grandes retos. Estoy realmente orgulloso de ver cómo hemos logrado aprender y desarrollar nuevas capacidades y fortalecernos aún más en esta situación", añade.

Por otra parte, el grupo Ingka, en el que se encuadra el negocio de Ikea en España, creció un 5,6% en el último año fiscal, alcanzando una facturación de 39.500 millones de euros. Durante el año invirtió 3.000 millones de euros en proyectos de expansión, con la apertura de 50 nuevas localizaciones. "El último año nos ha puesto a prueba como nunca, como negocio, como líderes y como personas. Y estuvimos a la altura del desafío: lograr un desempeño sólido en un entorno disruptivo, tomar decisiones difíciles, sin perder de vista las necesidades y los sueños de la mayoría", ha explicado su consejero delegado, Jesper Brodin.

En los últimos meses, Ikea ha abandonado su negocio en Rusia y Bielorrusia debido a la invasión de Ucrania. Además, ha tenido que enfrentarse a una subida de costes que ha provocado un incremento en sus precios.

A finales del año pasado, anunció una subida media de los precios del 9% en todos sus mercados para 2022 para hacer frente a las "presiones inflacionarias", incluido España. Al respecto, Brodin ha explicado que "ser asequibles está en nuestro ADN y es la clave de nustro negocio. Nunca ha sido tan importante como ahora. Nuestro objetivo principal sigue siendo garantizar que la oferta de Ikea siempre aporte valor añadido", dice en un comunicado. Ingka Group ha explicado que la empresa "continúa haciendo todos los esfuerzos para mantener los precios lo más bajos posibles".

Más explícito ha sido el consejero delegado de Inter Ikea Group, la dueña de la marca y franquiciadora del negocio de las tiendas del grupo. Jon Abrahamsson ha explicado que "no queda más remedio que subir los precios este año. Me duele en el alma que tengamos que hacerlo. Desafortunadamente, no podemos ignorar los costes de las materias primas y el transporte".

Normas
Entra en El País para participar