Distribución

Ikea aumentó un 20% su beneficio en España en 2019, hasta 97 millones

Fue el ejercicio de los últimos tres con mayor subida de ingresos, un 7%

Ikea aumentó un 20% su beneficio en España en 2019, hasta 97 millones

Ikea Ibérica, la sociedad con la que el grupo de distribución sueco opera en España, registró en 2019 su mejor beneficio en tres años. La compañía cerró su último ejercicio contable, finalizado el 31 de agosto del año pasado, con un beneficio neto de 97,4 millones de euros, un 20% más que en el ejercicio anterior, y después de encadenar dos años consecutivos de caída de la rentabilidad, según las cuentas recién depositadas en el Registro Mercantil.

La mejora de esta variable tuvo su origen en unos buenos datos de ingresos. Ikea registró una cifra de negocios de 1.498 millones de euros, un crecimiento del 7% respecto al año anterior. Como sucede en el caso del beneficio, el incremento registrado en los ingresos del ejercicio 2019 es el más alto en tres años, sobre todo tras crecer en 2018 apenas un 2,4%.

Pese a que la empresa está impulsando otros negocios como el de la restauración, fue la venta de muebles la que mayor crecimiento experimentó, un 7%, hasta 1.389 millones, suponiendo el 93,3% de los ingresos totales de la compañía. Un año antes era el 92,7%.

Cataluña y la Comunidad de Madrid fueron las regiones que más ventas aportaron, 367 millones la primera y 363 la segunda. Entre ambas suponen casi la mitad de los ingresos de Ikea Ibérica, algo que cobra más importancia si cabe en la actualidad, cuando los centros ubicados tanto en Madrid como en el área metropolitana de Barcelona no están pudiendo abrir al 100% de su superficie al estar en la fase 1 de desescalada.

Mención aparte merece el canal online, que en el ejercicio 2019 alcanzó una facturación de 64,2 millones de euros, 40 veces más que en el anterior ejercicio. La empresa reconoce en el informe de gestión que el canal online “se asienta como un pilar fundamental para la venta”. El crecimiento en este tipo de venta también será sustancial al cierre del presente ejercicio. Como afirmó la directora general de Ikea Ibérica, Petra Axdorff, en una entrevista con este periódico, durante el confinamiento se han llegado a registrar picos del 400% en ciertas categorías de producto.

La crisis del coronavirus ha alterado los planes de Ikea, que contaba con incrementar sus ingresos un 4% durante este año, lo que le permitiría superar al fin la barrera de los 1.500 millones y llegar los 1.555. La propia Axdorff reconoció que habrá un impacto sobre las ventas, aunque todavía está por calcular.

Las cuentas de Ikea Ibérica también reflejan la decisión del Tribunal Supremo en noviembre pasado de poner fin al litigio que la empresa mantenía con la Agencia Tributaria a cuenta del impuesto sobre sociedades de 2007. Finalmente la empresa debe pagar 4,5 millones de los 14,2 que le reclamaba Hacienda.

La sociedad tiene otro litigio pendiente con la Agencia Tributaria, un expediente sancionador de 59 millones por distintos impuestos entre 2010 y 2014, que tiene recurrido ante el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC). A cierre del ejercicio Ikea tenía provisionados 35,8 millones para estas contingencias, de los cuales consideraba “probable” la recuperación de 20.

Normas
Entra en El País para participar