Pedro Sánchez ganará 90.010 euros, 5.410 euros más que las tres vicepresidentas

Los altos cargos del Gobierno se suben el sueldo un 4%

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El salario de los altos cargos del Gobierno crecerá un 4% en 2023, tal y como queda reflejado en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, presentado esta mañana en el Congreso y que ahora encara su tramitación parlamentaria.

De esta manera, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, verá incrementado su salario desde los 86.542 euros que percibe este año hasta los 90.010 que ganará en 2023. Por su parte, las vicepresidentas Nadia Calviño, Yolanda Díaz o Teresa Ribera verán aumentada su retribución desde los 81.341 hasta los 84.600 euros. La brecha entre los emolumentos del presidente y las vicepresidentas queda en 5.410 euros anuales. Una diferencia similar a la que separa a las vicepresidentas de los ministros o ministras. Entre el salario de Nadia Calviño y el de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hay una diferencia de 5.185 euros.

Al igual que en anteriores ejercicios, los salarios más elevados los seguirá teniendo los altos cargos de la carrera judicial y el de algunos organos consultivos como el Consejo Económico y Social. En la primera clasificación sobresale el presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González Trevijano, que es el alto cargo mejor pagado, ya que pasará de percibir 160.708 euros este año a 167.169 euros en 2023. Ya a bastante distancia figuran Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo, con 151.186 euros para el año que viene (5.825 euros más) o Dolores Delgado, fiscal general del Estado, con 132.235 euros para 2023 (5.095 euros más). En el caso de los organos consultivos, la mayor remuneración corresponde a Antón Costas, presidente del Consejo Económico y Social que pasará de los 94.937 euros que cobra este año a los 98.741 euros del año que viene, mientras que María Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado, se embolsará 90.383 euros frente a los 86.900 de este año.

Presupuesto congelado en Casa Real

La Casa del Rey vuelve a congelar por tercer año consecutivo su presupuesto anual en 8,43 millones de euros, según se recoge en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023 presentado este jueves en el Congreso.

Desde 2021, el Ejecutivo ha adjudicado a la Jefatura del Estado la misma cantidad, que se mantiene en cantidades muy similares desde hace casi una década, en la etapa final del reinado de Juan Carlos I.

No obstante, en ese presupuesto no se recogen todas las partidas relacionadas con las actividades de la Corona, como puedan ser las de seguridad o los gastos que asume Patrimonio Nacional. La Constitución confiere a Felipe VI la potestad de distribuir a su voluntad el dinero asignado por el Gobierno a la Casa del Rey.

Según el informe de ejecución presupuestaria hecho público este año, la Casa Real tuvo un superávit de 889.316 euros en su cuentas del pasado año, sobre ese presupuesto inicial de 8,43 millones, lo que le permitió tener un saldo de tesorería de 5,8 millones.

La práctica totalidad de ese saldo de tesorería (5,6 millones) está depositado en cuentas bancarias en diversas entidades financieras.

Para el actual ejercicio, la Familia Real tiene una retribución global de 507.000 millones de euros. Los sueldos de los reyes Felipe y Letizia y de la reina Sofía han subido este año un 2%, por lo que Felipe VI cobrará unos 259.000 euros y doña Letizia algo más de 142.000 euros. La reina Sofía cobrará 116.525 euros en 2022, unos 2.000 más que en 2021.

A partir del año próximo, el Tribunal de Cuentas fiscalizará mediante una auditoría externa la actividad económica y financiera de la Casa Real y en qué gasta su presupuesto, según establece un decreto aprobado por el Gobierno sobre la estructura y el funcionamiento de la Jefatura del Estado para reforzar su transparencia.

Normas
Entra en El País para participar