Impuestos

La medidas fiscales del Gobierno elevarán la recaudación en 3.144 millones de euros

La ministra adelantó que se siguen negociando los Presupuestos Generales del Estado para 2023 y entrarán en vigor en tiempo y forma

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El conjunto de las medidas anunciadas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, arroja un saldo neto recaudatorio adicional de 3.144 millones de euros para los dos próximos años. La titular de Hacienda matizó que la recaudación potencial podría ser mayor, en función de los salarios de los contribuyentes.

La ministra quiso dejar claro que los cambios en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) no se tratan en ningún caso de una deflactación para las rentas bajas, ya que esta medida, de llevarse a cabo, supondría un beneficio para el conjunto de los contribuyentes, no solo los que tributan a los tramos deflactados.

Respecto a la presentación del conjunto de medidas y los Presupuestos Generales del Estado para 2023, señaló que se sigue negociando y que cuando se haya culminado un acuerdo se comunicará la fecha en la que se aprobará en Consejo de Ministros. “Entrarán en vigor en tiempo y forma”, reiteró.

El nuevo impuesto sobre la riqueza hoy anunciado será de carácter temporal, evitará la doble imposición con Patrimonio y lo abonarán los contribuyentes con una riqueza neta de más de 3 millones de euros. Entre los 3 y 5 millones, el tipo será del 1,7%; entre los 5 y 10 millones, será del 2,1%; y a partir de los 10 millones, del 3,5%. En total hay 23.000 contribuyentes potenciales, con un impacto esperado de 1.500 millones de euros, según Montero. La figura está diseñada para combatir las bonificaciones de las comunidades autónomas que en la práctica han eliminado el impuesto.

En el IRPF, por su parte, el Ejecutivo ha consensuado varias medidas destinadas a las rentas altas y a los contribuyentes de menos ingresos. Por un lado, se ha aprobado un incremento impositivo sobre las rentas de capital superiores a los 200.000 euros, pasando del 26% al 27%. Para las plusvalías superiores a 300.000 euros, por su parte, el nuevo tipo se situará en el 28%.

En paralelo, para las rentas bajas, el Gobierno ha aprobado un aumento de la reducción por rendimientos del trabajo de 18.000 a 21.000 euros. La cifra no es casual, ha recordado Montero, ya que la rebaja afectará al 50% de los trabajadores teniendo en cuenta que el salario mediano de España se sitúa en los 21.000 euros. Esta medida supondrá un impacto de 1.881 millones de euros. La ministra ha ilustrado la medida con el ejemplo de un trabajador sin descendientes que gana 18.000 euros y que ahora se ahorrará 746 euros al año.

En el apartado del IRPF también se incluye una rebaja adicional del 5% en el rendimiento neto de los módulos para los autónomos. A su vez, se eleva en dos puntos, hasta el 7%, la reducción para gastos deducibles de difícil justificación. Según estiman desde Hacienda, se beneficiarán unos 578.000 autónomos en la rebaja de módulos y otros 956.000 por el régimen de estimación directa simplificada.

En el apartado empresarial, el Gobierno ha rebajado el tipo nominal en Sociedades en dos puntos porcentuales para las pequeñas compañías, pasando del 25% actual al 23%. Las beneficiarias serán unas 407.300 pequeñas empresas, con una cifra de negocio inferior al millón de euros.

Normas
Entra en El País para participar