Santander recomprará 979 millones en acciones y pagará un dividendo de 5,83 céntimos en noviembre

El banco repartirá entre los accionistas el 40% del beneficio obtenido en el primer semestre de 2022

Santander recomprará 979 millones en acciones y pagará un dividendo de 5,83 céntimos en noviembre

Santander recomprará acciones por 979 millones de euros y pagará un dividendo de 5,83 céntimos por acción el próximo 2 de noviembre. El banco comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha aprobado destinar el 40% del beneficio obtenido en el primer semestre de 2022 a remunerar a los accionistas con una recompra de acciones y el reparto de un dividendo en efectivo a partes iguales, siguiendo su política habitual.

Santander registró unas ganancias de 4.894 millones de euros en los primeros seis meses del año. De esta forma, el banco repartirá el 20% de ese resultado (unos 979 millones) en un dividendo en efectivo que abonará a partir del próximo 2 de noviembre de 2022. El pago que percibirán los accionistas, de 5,83 céntimos por título, es un 20,2% superior al del año pasado (entonces la entidad ejecutó un primer pago de 4,85 céntimos por acción).

Esto se debe a que los resultados del primer semestre en 2022 fueron un 33% superiores a los del mismo periodo del año anterior. También a que el número de acciones en circulación actualmente es inferior al del año pasado, ya que la entidad ha amortizado las recompras realizadas en el programa de 2021 que ascendía a un total de 1.700 millones ejecutado en dos tramos.

Según ha detallado la entidad, el último día de mercado para tener derecho a percibir el pago del dividendo será el 28 de octubre, porque el siguiente día hábil, el 31 del mismo mes, los títulos ya cotizarán sin derecho a remuneración.

Del mismo modo, Santander iniciará una recompra de acciones por el mismo importe (979 millones) que espera iniciar “una vez se haya obtenido la pertinente autorización regulatoria”. La intención del banco es reducir el capital social mediante la amortización de las acciones que recompre y así aumentar el valor de los títulos, lo que supone una recompensa para sus inversores.

En 2021, el banco pilotado por Ana Botín ya estableció una política de remuneración en la que se comprometía a distribuir el 40% del beneficio obtenido a partes iguales entre recompras de acciones y el pago de un dividendo en efectivo. El año pasado, el banco distribuyó 3.400 millones entre sus accionistas, en lo que supuso la vuelta al dividendo para el sector bancario tras un 2020 en el que, tras el estallido de la pandemia del Covid-19, el Banco Central Europeo (BCE) vetó la remuneración al accionista para preservar capital. Para 2022 Santander mantiene la misma política, aunque confía elevar el dividendo por encima del 40% del pay out a partir de 2023.

Este anuncio de reparto de dividendo, que es superior al del año anterior, se produce en medio de las intenciones del Gobierno de imponer al sector bancario un impuesto temporal en los ejercicios 2022 y 2023, alegando beneficios extraordinarios por las subidas de tipos aplicadas por el Banco Central Europeo (BCE) para contener la desbocada inflación.

El Ejecutivo planea aplicar un gravamen del 4,8% sobre la suma de margen de intereses y comisiones de los bancos que en 2019 hubiesen ingresado más de 800 millones de euros por ambos conceptos. Según los cálculos de CincoDías, tomando como referencia las cifras de 2021, Santander abonaría unos 310 millones, lo que representa un 3,8% de su beneficio total en ese año.

Normas
Entra en El País para participar