Negocios a los que la crisis les viene bien

El alza de precios impulsa la segunda mano. El turismo energético florece a la sombra de la guerra

Paneles de SolarProfit en el tejado de una vivienda.
Paneles de SolarProfit en el tejado de una vivienda.

Daniel Chamillard lleva casi 10 años alquilando una vivienda en el norte de Tenerife, en el término municipal de Tacoronte. Pero hoy tiene un nuevo argumento comercial. Aunque en las islas Canarias siempre es temporada alta, la crisis energética podría empujar a numerosos turistas europeos a buscar climas más cálidos para ahorrar en la factura del gas. “Somos conscientes de que muchos huéspedes pueden elegir nuestro destino como una alternativa más que deseada para el invierno, no solo por las agradables temperaturas sino también por el ahorro energético que ello puede suponer”, comenta.

Son tiempos difíciles para las empresas. Los sobrecostes energéticos en el mercado europeo provocados por el conflicto bélico en Ucrania, el contexto inflacionario y las secuelas económicas de la pandemia de coronavirus generan un clima complicado para que las compañías prosperen. Sin embargo, las épocas de crisis para unos resultan una oportunidad de negocio para otros. Es el caso del turismo energético, pero también de otros sectores que están creciendo a tenor de la coyuntura.

En lo que va de año, el número de clientes de Cash Converters crece un 14%

Las cifras

300 euros es la ayuda máxima que concede el Gobierno de Olaf Scholz a los jubilados alemanes para sortear los efectos de los sobrecostes energéticos, lo cual está impulsando el turismo energético en Canarias.

100% ha aumentado la demanda de paneles solares en lo que va de año, según Fenie. Los consumidores apuestan cada vez más por el autoconsumo fotovoltaico para reducir la factura de la luz.

39 millones de euros facturó SolarProfit en 2021. La empresa ha registrado un crecimiento de la demanda tanto en el ámbito residencial como en el industrial.

Al igual que el turismo y la energía solar, ha cogido especial fuerza entre la población la idea de dar una segunda vida a los artículos o prendas de ropa que ya no utilizamos. La venta de artículos usados se suele ligar a aplicaciones móviles y portales web, que conectan a particulares para que lleguen a un acuerdo por un determinado producto. Sin embargo, Cash Converters mantiene el emplazamiento físico además del online. En lo que va de año, la compañía, que aterrizó en España en 1995 y cuenta con 69 tiendas, ha visto aumentar el número de clientes en un 14%. “Una cosa buena que nos dejó la pandemia es una mayor concienciación con nuestro entorno. Nos hizo reflexionar sobre nuestra forma de consumir y el impacto directo de nuestros actos en el medio ambiente. Esto, a día de hoy, se ve reflejado en el cambio en nuestros hábitos de consumo que, poco a poco, se acercan más a impulsar la economía circular y, en consecuencia, la segunda mano”, explica Lara García Cañuelo, portavoz de Cash Converters.

Dentro del sector de la segunda mano, Vinted se lleva el liderazgo en lo referente a la moda. Actualmente, cuentan con más de cinco millones de usuarios españoles registrados y 65 millones a escala global, con presencia en 17 países. Además de promover el ahorro en el cambiante sector de la moda e impulsar un consumo más responsable, uno de sus mayores reclamos es que ofrece la posibilidad de encontrar marcas y artículos de moda vintage, es decir, que no es posible encontrar de otra manera que no sea de segunda mano.

Canarias se beneficia de la llegada de turistas por el sol y menor gasto eléctrico

Pero, sin duda, la plataforma online estrella es Wallapop. Está presente en España, Italia y, recientemente, también en Portugal, donde acaba de aterrizar este mismo mes. La startup española cerró 2021 con un incremento en ingresos del 65%. Además, en el primer semestre de este año han experimentado un aumento del 59% en los ingresos obtenidos a través de Wallapop Envíos, que ya representa el 44% de todas las transacciones de la plataforma.

Ciertamente, el sector de segunda mano ha modificado los hábitos de compra actuales hasta hacer que los artículos de primera mano ya no sean la primera opción de muchos usuarios. “Los consumidores están cada vez más concienciados con la sostenibilidad: el 62% de los españoles ya la tiene en cuenta en cualquier decisión de compra, y el 96% compraría productos sostenibles si su precio fuera más asequible. En este contexto, la segunda mano emerge como una opción sostenible de precio ajustado que, además, posibilita oportunidades económicas en tiempos de inflación”, explica Rob Cassedy, CEO de Wallapop.

Negocios a los que la crisis les viene bien

Turismo energético

El Ejecutivo alemán ha concedido ayudas a los jubilados de hasta 300 euros para paliar el encarecimiento de la energía. Algo que desde Canarias observan como una oportunidad, puesto que los turistas germanos ya solían escoger las islas como su destino predilecto para huir del frío mucho antes de que la guerra en Ucrania disparase los costes energéticos.

La Asociación Canaria del Alquiler Vacacional (Ascav) dispone de más de 1.500 socios, de los cuales el 90% son particulares. Afirman que el nivel de ocupación de viviendas de alquiler en las islas ya ronda el 65%, cuando apenas ha empezado el otoño, por lo que prevén alcanzar el 100% en invierno.

“El impacto económico de la vivienda vacacional se midió por parte de la Consejería de Turismo en 2015 y se cifró en más de 1.500 millones de euros en Canarias. Esto sin tener en cuenta el aumento de la demanda de alquiler tras la pandemia. Si a esto le sumamos que ahora mismo en Alemania la factura de la calefacción está por encima de los 800 euros, es muy rentable para ellos venir a pasar el invierno en una vivienda vacacional porque, además, el coste de vida aquí es inferior al de su país”, señala Doris Borrego, presidenta de Ascav.

Paneles solares

Protagonista. SolarProfit, con sede central en Mataró (Barcelona), lleva 15 años en el mercado del autoconsumo fotovoltaico en España y, aunque no existe un registro específico a nivel estatal, estima que su cuota de mercado se sitúa en alrededor del 13%. El año pasado facturó 39 millones de euros.

Crecimiento. “Ante la variabilidad del precio de la energía eléctrica y los conflictos bélicos que ponen en entredicho el suministro de energía en Europa, cada vez son más los consumidores que optan por la energía solar. En SolarProfit hemos registrado un crecimiento de la demanda tanto en el ámbito residencial como en el industrial”, asegura Oscar Gómez, fundador y co-CEO del grupo.

Ahorro. En marzo de este año, los precios de la luz alcanzaron el récord de 545 euros por megavatio hora, mientras que la instalación de placas solares permite al usuario reducir su tarifa de luz a cero o cerca de cero. La inestabilidad del mercado eléctrico europeo hace que la energía solar sea una buena opción para huir de las subidas de precios.

Subvenciones. Existen incentivos por parte de las diferentes comunidades autónomas para impulsar la instalación de placas solares. En Madrid, por ejemplo, pueden llegar hasta los 3.000 euros. También se pueden solicitar (hasta el 31 de diciembre de 2023) fondos provenientes del programa Next Generation EU para la implantación de energías renovables, tanto en empresas como en viviendas.

Amortización. Según Fenie, en una vivienda media, el tiempo que tarda en recuperarse la inversión en la instalación de paneles solares ha bajado de los 9 a los 4 o 5 años.

Fotovoltaica

La venta de instalación de paneles solares también está experimentando un enorme crecimiento. La mayor conciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente unido a la necesidad de ahorrar en la factura de la luz ya había aumentado la demanda de instalaciones. Pero los precios récord que la electricidad ha alcanzado este año han propiciado un crecimiento aún mayor de los pedidos.

“La demanda ha aumentado en lo que va de año casi en un 100%. Nosotros estimamos que los paneles solares instalados este año alcanzarán en torno a los 2 GW de autoconsumo”, apunta Miguel Ángel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España (Fenie). La federación agrupa a 15.000 empresas, de las cuales el 60% explota la rama del autoconsumo.

Cada vez es más rentable instalar placas solares, pues la subida de precios ha reducido el tiempo que toma amortizar la inversión. Según Gómez, en una vivienda media con una instalación pequeña de 3 o 4 kilovatios, el periodo de amortización estaba en torno a los nueve años. Sin embargo, debido al aumento de precios, ese periodo ha bajado hasta los cuatro o cinco años.

La vivienda que Daniel Chamillard alquila en Tenerife también cuenta con paneles solares, algo que asegura que los huéspedes valoran muy bien: “Las placas generan el 70% del consumo, lo que permite mantener el precio del alquiler sin repercutir el alza de la luz en el cliente. Los huéspedes están siendo cada vez más conscientes de la necesidad de promover un turismo sostenible”, señala.

Finanzas personales

Préstamos. La subida de los precios ha provocado que los usuarios suscriban más préstamos, para disponer de más liquidez, lo cual ha disparado la actividad de entidades bancarias y prestamistas. La demanda de crédito para el consumo en nuestro país aumentó en el segundo trimestre un 3,3% respecto al primer trimestre del año, según un estudio publicado el sábado por la plataforma de préstamo online Younited. La diferencia entre el importe medio solicitado entre los dos trimestres muestra un aumento del 2,2%. Desde Cetelem señalan que, en el caso de los créditos para el consumo, los bienes más solicitados suelen ser mobiliario, telefonía móvil, bicicletas y automóviles. En el último año, han financiado más de 250.000 smart­phones. Y en el sector del motor, financian uno de cada cinco coches y una de cada tres motocicletas. También se ha producido un aumento de solicitudes relativas a la instalación de placas solares, aerotermia y las reformas del hogar destinadas a mejoras relacionadas con la sostenibilidad. Los niveles de morosidad en este tipo de crédito se encuentran por encima del 4%, mientras que la media bancaria de morosidad marcaba en julio un 3,85%.

Tarjetas de crédito. “Los pagos con tarjeta se incrementaron un 23,56% en el segundo trimestre de 2022, en comparación con el mismo periodo del año anterior”, recoge la última estadística del Banco de España. El número de terminales de punto de venta creció un 7,24% en el segundo trimestre, hasta los 2,21 millones de unidades. Las tarjetas en circulación subieron un 1,44%, hasta las 87,99 millones. Aunque el número de tarjetas de débito (49,44) sigue siendo mayor que las de crédito (38,55), estas se elevaron en un 7,12% frente a la caída del 2,95% de las tarjetas de débito.

Normas
Entra en El País para participar