España es el quinto país que más ha gastado de Europa en medidas frente a la crisis eléctrica

Europa en su conjunto ha gastado más de 500.000 millones

Reino Unido ha destinado fondos por más de 178.000 millones de euros

Crisis energética medidas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

España es el país de Europa que más medidas ha adoptado frente a la crisis energética y es el quinto país que más gasto ha designado para paliar la subida de la energía. El país ha afrontando un desembolso de 35.500 millones de euros, lo que supone el 2,9% en términos de su PIB.

Europa lleva desde otoño de 2021 aprobando un paquete de ayuda tras otro para tratar de paliar los daños provocados por el incremento de los precios de la energía, lo que deja un desembolso total que supera los 500.000 millones de euros en el continente.

La guerra en Ucrania desencadenó un aumento sustancial en la ambición de las medidas. También en el caso de España, ya que el 92,4% del gasto fue aprobado tras la invasión.

Las cifras de gasto españolas solo son superadas por Italia (59.200 millones de euros), Francia (71.600 millones de euros), Alemania (100.200 millones de euros) y Reino Unido (178.400 millones de euros), según se desprende de un informe de la firma de análisis Bruegel.

Francia es el único país con un gasto total superior a España que ha aplicado medidas adicionales sobre empresas estatales, aunque no ha regulado los 'beneficios extraordinarios' de las eléctricas ni ha lanzado planes de apoyo a las empresas.

La diferencia con respecto a España se debe al desembolso realizado por Francia para nacionalizar al completo EdF por 9.700 millones de euros y por la renovación y puesta a punto de su parque nuclear.

Dónde está el dinero

Septiembre de 2021 supuso el pistoletazo de salida para el gasto en España. El Gobierno aprobó 2.600 millones de euros para mitigar la escalada de precios y a finales de octubre se aprobó un aumento de las ayudas a la calefacción de hogares vulnerables hasta en 90 euros, valorado en 100 millones de euros.

El paquete estrella del Gobierno fue el Plan Nacional de respuesta a la guerra, aprobado en marzo de este año, que movilizó 16.000 millones de euros, en torno al 45% de los 35.500 millones destinados a paliar la crisis. Además, el paquete incluía prórrogas de actuaciones ya aprobadas, como el tope a la subida de las tarifas reguladas al 5%.

El Plan incluía apoyo directo a las empresas, por ejemplo, ayudas valoradas en 450 millones al sector del transporte de mercancías. Otra medida de especial calado fue la subvención de 20 céntimos a los carburantes, que terminó costando 1.400 millones de euros trimestrales.

En junio de 2022 la Comisión Europea aprobó la 'excepción ibérica' que limitaba el precio para el gas en 40 euros/MWh. El mecanismo se financia por los llamados 'ingresos por congestion' (como los obtenidos por el comercio de electricidad entre Francia y España) y una tasa impuesta por España y Portugal a los compradores que se benefician del mecanismo. El coste de la respuesta fue de 6.300 millones de euros.

A finales de ese mismo mes, se redujo el IVA a la electricidad del 10% al 5%, además se prorrogaron las subvenciones a los combustibles y se aprobaron las reducciones de hasta el 50% en los billetes mensuales y multiviajes hasta finales de año. Un esfuerzo presupuestario superior a los 9.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar