La rebaja del IVA del gas eleva a 13.000 millones al año el coste del plan de ayudas

La fatura de todas las medidas de índole energética se eleva a unos 8.000 millones al año, a los que hay sumar el coste de la bonificación a la gasolina

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. GETTY

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzó ayer que el Gobierno va a aprobar una rebaja temporal del IVA del gas, que pasará del 21% actual al tipo superreducido del 5%. La rebaja del impuesto entrará en vigor a partir de octubre, durará en principio hasta el 31 de diciembre y tendrá como objetivo la rebaja en la factura de la calefacción. En el mejor de los casos, según estiman las asociaciones de consumidores, el ahorro de los hogares rozará los 20 euros mensuales. Según las estimaciones que maneja el Ministerio de Hacienda, el impacto recaudatorio de la medida oscilará entre los 190 millones y los 200 millones de euros durante los tres meses de aplicación.

A esta cifra habría que sumar los 600 millones de euros que cuesta trimestralmente la rebaja total del IVA eléctrico anunciada hace meses, desde el 21% al 10%, primero, y desde el 10% al 5% actual, después. El coste del conjunto de las medidas tributarias que afectan al recibo eléctrico y al gas, que abarca también la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y la suspensión del impuesto de generación eléctrica (unos 1.200 millones), ronda por ello los 2.000 millones trimestrales, lo que suma una cantidad anualizada de más de 8.000 millones de euros. Si se añaden los 1.400 millones trimestrales vinculados a la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante, el coste anual total superaría los 13.000 millones.

Todo parece indicar, sin embargo, que la caída recaudatoria se verá compensada por los ingresos extra generados por la inflación y por los impuestos temporales a banca y energéticas, que prevén alcanzar los 3.500 millones por ejercicio. Por ahora, durante la primera mitad del año, la Agencia Tributaria ha ingresado cerca de 107.000 millones de euros frente a los 90.500 millones del primer semestre de 2021, un 18% más. Las cuantías vinculadas al IRPF y el IVA son las que más crecen a costa de la inflación.

Ahorro

La rebaja del gas se aplicará a las puertas del otoño, antes de que llegue un invierno que se prevé duro por la crisis inflacionista derivada de la guerra en Ucrania. “Es razonable intentar rebajar la factura de la calefacción de los ciudadanos”, explicó el presidente en una entrevista en la cadena SER. Sánchez contó también con la posibilidad de prolongar la rebaja el gas durante 2023 “mientras dure la situación actual”.

La reducción del IVA del gas fue propuesta por el Partido Popular esta semana, de cara al debate que mantendrá Sánchez con su presidente, Alberto Núñez Feijóo esta semana en el Senado. El miércoles, no obstante, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró que la “prioridad” no eran las medidas impositivas, “sino rebajar el consumo”.

Según los cálculos que manejan las principales asociaciones de consumidores de España, el ahorro para las familias vinculado a la nueva rebaja temporal llegará hasta un máximo de 19 euros al mes. La OCU, en concreto, estima para los consumidores del mercado libre un ahorro de 19 euros (unos 220 euros al año) en el caso de aquellos hogares que tengan contratada la mejor tarifa.

Según Facua, el ahorro para las familias que tengan contratada su tarifa en el mercado regulado será menor. Así, un hogar medio con un consumo de 400 kWh mensuales pasaría a pagar de 35,92 euros al mes a 31,17 euros, con un ahorro de menos de cinco euros. Por su parte, para el usuario tipo que tenga un consumo superior, de 800 kWh mensuales, y que tenga contratado hasta un máximo de 15.000 kWh anuales, la rebaja será de unos nueve euros mensuales.

Sánchez justificó la medida apoyándose en el concepto de “justicia fiscal y en un reparto equitativo de las consecuencias de la guerra de Putin. Por ello, “el Gobierno va a actuar como ha hecho desde el principio de la crisis energética; en la dirección de proteger a la clase media trabajadora y a los colectivos vulnerables”, ha insistido.

En paralelo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, avanzó que el Gobierno no tiene previsto incrementar el descuento del combustible como ha hecho el Gobierno francés, que lo ha subido hasta los 30 céntimos por litro, con lo que se mantendrá la bonificación actual de 20 céntimos. Con todo, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, comentó que el Gobierno “está siempre abierto a replantear” las medidas de ahorro y no descartó ampliarlas o prorrogarlas.

Normas
Entra en El País para participar