Valor a examen

Acciona se hace grande en Bolsa con la energía de su filial

El negocio de infraestructuras, principal fuente de ingresos, sigue pujante, pero el 80% de la valoración bursátil se apoya en la energía

Sede de Acciona en el Parque Empresarial de La Moraleja, en Alcobendas, Madrid
Sede de Acciona en el Parque Empresarial de La Moraleja, en Alcobendas, Madrid Getty Images

Es imposible hablar de la matriz Acciona –compañía controlada por la familia Entrecanales– sin mencionar su filial Energía, de la que controla casi el 83% del capital y que en julio de 2021 recibió su bautizo bursátil. Sus cuentas y su propia evolución en Bolsa van de la mano: Acciona lleva una revalorización en Bolsa del 20%, y Acciona Energía, del 29%, situándose en el grupo de valores que consiguen subir este año en un Ibex 35 en negativo. Alfredo del Cerro, analista de Banco Saba­dell, apunta a que el 85% del valor bursátil de la compañía es renovable. “A veces ha habido un desacople entre ambas compañías, pero ahora el mercado lo refleja bien en sus valoraciones”, explica. Ahora el consenso de analistas se divide a partes iguales entre comprar y mantener, con el 35,7% del total.

Todavía el negocio clásico de Acciona es el que más factura: infraestructuras alcanzó los 2.648 millones de euros, mientras que en energía las ventas fueron de 2.206 millones, pero el ebitda aportado por su negocio energético sumó 909 millones de euros a cierre del primer semestre del año frente a los 149 millones de infraestructuras. Sin duda, los elevados precios de la electricidad en el año son clave para explicar estas cifras y también son una baza para el futuro inmediato con la crisis energética que nos afecta. El negocio inmobiliario, con tan solo una facturación de 25 millones (-34%) en este periodo, o el de la gestora Bestinver, con 55 millones (-11,3%), se hacen pequeños frente a las otras actividades.

El buen primer semestre de Acciona, que cerró con un beneficio neto de 201 millones (35,6%), tiene como contrapunto la mala evolución de la firma alemana Nordex, dedicada a la fabricación de molinos eléctricos, de la que es propietaria del 41% de las acciones. La multinacional de la familia Entrecanales, con presencia en 35 países y 39.000 empleados, ha tenido que salir en auxilio de Nordex, con pérdidas de 283,2 millones en el primer semestre, mediante dos ampliaciones de capital en las que ha desembolsado en el año 223 millones de euros.

Rafael Fernández de Heredia, analista de Gaesco, apunta a que los márgenes en construcción, en torno al 4,5%, se mantendrán este 2022 pese al incremento de costes. “Los nuevos contratos se firman compartiendo el riesgo de subidas de costes”. Y añade: “En el segmento inmobiliario hay muchas ventas ya cerradas, sobre todo en operaciones de buy to rent (edificios para alquilar), y las dudas se plantean a dos años vista por cómo reacciona este mercado a la subida de tipos. Agua y servicios van bien. Nuestro precio objetivo de la acción es de 228 euros y recomendamos acumular”, concluye. En Sabadell ya no ven más recorrido con los actuales precios.

Un reciente análisis de la firma británica Barclays espera que la buena racha siga en construcción: “Hemos revisado al alza nuestro ebitda para actividades de construcción, siguiendo la marcha de resultados del primer semestre. Aumentamos nuestra previsión de BPA para 2023 en un 4%, hasta 8,75 euros, desde 8,45 y para 2024 vemos un aumento del 2%, hasta 9,97 euros por acción, que reflejaría una moderación en los precios energéticos”, explican. Desde Barclays fijan un precio objetivo de 201 euros, inferior al actual, y “vemos más potencial alcista en acciones como RWE, SSE, Iberdrola y Enel”, concluyen.

Guillermo Barrio, analista de Intermoney, fija un precio objetivo de 245 euros, de los que 200 euros corresponden a su actividad de renovables, según su valoración. Además, ve de forma positiva el resto de negocios: “En infraestructuras, el mayor de los componentes es construcción, para la que esperamos una ligera contracción en márgenes este año, recuperándose los ejercicios siguientes, mientras que la aportación de las concesiones bajaría en unos 20 millones por ventas de activos (en 2021 vendieron concesiones por valor de 484 millones de euros). En otras actividades esperamos crecimientos de doble dígito, debido a una recuperación en márgenes del negocio inmobiliario durante este y el próximo año, mientras que Bestinver deberíamos ver incrementos del 7%-8% anual es ese mismo periodo”, explica. Acciona presentará los resultados del tercer trimestre el 15 de noviembre.

Futuro de grandes inversiones

Deuda. El primer semestre del año también ha sido positivo para la deuda de Acciona que alcanza los 5.041 millones, un 13% menos que al comienzo del año. Según los analistas, esta variable ahora mismo no es preocupante pese a la subida de tipos que se está registrando en los mercados ya que supone un ratio de 2,7 veces el ebitda de 2022.

Inversiones. Sin duda, Acciona tendrá que acometer gastos. “El objetivo de instalar 9,4 gigavatios hasta 2025 obligará a un ambicioso plan de inversiones. Así, según nuestras estimaciones, este año se alcanzarán los 2.000 millones, para elevarse a 3.000 millones en 2023 y otros 2.800 millones en 2024. Esperamos entonces que el ratio deuda neta/ebitda se eleve hasta las 5,5 veces”, explica el experto de Gaesco. En el primer semestre las inversiones se han elevado hasta los 1.217 millones (770 millones en renovables).

Dividendo. Acciona no ha descuidado el dividendo con sus accionistas ni en los malos tiempos de la pandemia, aunque el abonado en 2020 bajó hasta los 1,559 euros. El pasado julio, la multinacional hizo un pago bruto de 4,113 euros y el pasado año de 3,9 euros. Un pago muy estable en el último lustro y que los analistas ven seguro.

Normas
Entra en El País para participar