Roger Federer, el deportista de los 1.000 millones de dólares

El suizo es el tenista mejor pagado con unas ganancias de 90 millones al año solo en patrocinios

Roger Federer, en un partido en Wimbledon.
Roger Federer, en un partido en Wimbledon. EFE

Roger Federer dejará el tenis la próxima semana tras participar en la Copa Laver, torneo por equipo que él promueve, después tres años que han sido para uno de los mejores jugadores de la historia “un desafío por las lesiones y las operaciones”. A pesar de tanto tiempo alejado de las pistas, sigue siendo el tenista mejor pagado de la lista Forbes, por 17º año consecutivo. El campeón suizo ingresó el pasado año 90 millones de dólares (cifra similar en euros). La publicación estima que a lo largo de su carrera, el deportista ha ganado 1.000 millones de dólares, antes de impuestos y de pagar a sus agentes, solo en patrocinios. A lo que hay que sumar los 130,5 millones de dólares que, según las cifras de la ATP, se embolsó gracias a los torneos que ha disputado en 24 años de exitosa trayectoria.

Una de las fuentes principales de ingresos de los deportistas de alto nivel proviene de las marcas que los visten cuando juegan. En el caso de Federer, en 2018 dejó Nike, que lo había acompañado desde sus inicios y le había proporcionado 150 millones de dólares durante ese tiempo, por un jugoso contrato de 300 millones de dólares con Uniqlo, a razón de 30 millones por año durante una década. En un momento, además, en el que el suizo tenía ya 37 años.

El as del tenis también es imagen de otro emblema del país suizo, los relojes Rolex. Por este acuerdo se embolsa 8 millones de dólares al año, la misma cantidad que llega a sus cuentas gracias al contrato que tiene firmado con las pastas Barilla. Y hablando de productos suizos, Federer también tiene un acuerdo con los chocolates Lindt por 4 millones y con el banco Credit Suisse por 2.

Otro de los contratos más suculentos del ocho veces campeón de Wimbledon es el que firmó con el champagne Moët & Chandon y por el que ingresa 8 millones al año, uno más de lo que le gana por prestar su imagen a la compañía de telecomunicaciones Sunrise. Con Mercedes Benz tiene un acuerdo que le proporciona un coche nuevo cada seis meses y 5 millones al año. Además, también hace publicidad a la empresa de aviación NetJets a cambio de 6 millones. A todos estos, hay que sumar el contrato de 350.000 dólares durante toda su vida que tiene con la empresa de raquetas Wilson.

Parte de estas ganancias, Roger Federer las ha invertido, entre otras cosas, en la marca suiza de calzado On, a la que también presta su imagen y en la que participa en el desarrollo de los productos. Aunque no se conoce el porcentaje de su participación, Forbes asegura que es significativa y medios suizos la cifraban en 54 millones de euros. La marca salió a Bolsa en septiembre del año pasado y su valor es de unos 6.000 millones de dólares.

 

Normas
Entra en El País para participar