Consumo

Díaz: "A la gran distribución hay que pedirle esfuerzos, como a los grandes bancos y energéticas"

El Gobierno y las distribuidoras se emplazan a una próxima reunión de trabajo tras la mantenida hoy

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, este lunes.
Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, este lunes.

El Gobierno y las principales patronales de la distribución se han emplazado a mantener nuevas reuniones de trabajo para concretar medidas que contengan las subidas de precios en la alimentación. Este lunes, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, han tenido el primer encuentro con las asociaciones Asedas, Anged y ACES, además de con representantes de organizaciones de consumidores, del que no se han extraído acuerdos concretos.

En la rueda de prensa posterior, los representantes del Ejecutivo han insistido en la necesidad de que las distribuidoras "faciliten una cesta de la compra básica y de calidad, compuesta por productos frescos que garanticen una alimentación sana y que dure más allá de las Navidades", ha dicho Díaz, que ha remarcado el carácter cordial del encuentro. "Es una propuesta perfectamente legal y que está basada en el principio de la competencia", ha explicado la vicepresidenta segunda.

Organizaciones del pequeño comercio han clamado contra el movimiento del Gobierno, en la medida en que el lanzamiento de ofertas de este tipo desplazase la compra de alimentación de estos negocios a las grandes cadenas. Ante ello, Díaz ha apuntado que su iniciativa "no va contra nadie. Nosotros podemos pedirle esfuerzos a los que más tienen. A los que menos no podemos pedirles nada. En este caso es a las grandes distribuidoras, como a las grandes energéticas o a la gran banca, que son los que tienen más margen".

El Gobierno propone que la distribución articule una lista de productos básicos que contenga carne, pescados, frutas, hortalizas, huevos y lácteos, que de forma agregada suponga una congelación de los precios hasta después de las navidades, con opciones también para celíacos y que incluso puedan contemplar aspectos como el número de componentes de una unidad familiar o su poder adquisitivo. El ministerio de Consumo ha encargado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) que elabore una guía que pueda servir de referencia a la distribución.

Son las mismas propuestas que ambos ministros ya trasladaron a representantes de Carrefour este jueves. Díaz ha reconocido que la propuesta de la compañía francesa, que ha congelado el precio de 30 productos, "no se acoge" a lo que propugna el Gobierno, ya que, por ejemplo, no incluye alimentos frescos. "La entidad [por Carrefour] con la que nos reunimos se comprometió a estudiar nustras propuestas", ha dicho la ministra de Trabajo, que también se ha referido a las declaraciones del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que afirmó que la limitación de precios de los alimentos "me parece programación soviética". "Las asociaciones no han hecho este tipo de calificaciones y se han tomado muy en serio la reunión. A problemas serios respuestas serias", ha apuntado Díaz.

Fe de errores

Es

Normas
Entra en El País para participar