Imaz alerta de que el impuesto a la energía “dañará” la inversión y el empleo

El Gobierno replica que es hora de que empresas con beneficiod “arrimen el hombro”

Imaz alerta de que el impuesto a la energía “dañará” la inversión y el empleo

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, cargó esta mañana duramente en un articulo en El País contra el impuesto a las principales energéticas españolas planteado por el Gobierno al considerar que "no va contra los ricos", sino que "va en contra de la actividad empresarial". Asimismo subrayó que "dañará" la capacidad de inversión de las empresas y del empleo industrial, repercutiendo, en último término, en la competitividad del país y su modernización.

A finales de julio, el Gobierno presentó ante el Congreso de los Diputados una proposición de ley para aprobar dos gravámenes, uno del 4,8% sobre el margen de interés y las comisiones de los mayores bancos de España y otro del 1,2% sobre los ingresos de las principales energéticas ante los "beneficios extraordinarios" provocados por las subidas de tipos de interés y por el alza de los precios energéticos.

En la tribuna, Imaz defendió los impuestos, que paga "con gusto", e incluyó aquellos que afectan a las rentas más altas. "Pude estudiar toda mi vida con becas porque algunas personas pagaron sus impuestos para que yo alcanzase una formación y pienso en ello cada vez que pago los míos. Sin embargo recalcó que el gravamen presentado por el Gobierno para su tramitación parlamentaria no es para los ricos. "Si ese es su discurso, les pido a los gobernantes que sean valientes, que suban el IRPF y las rentas de capital y graven al que tiene dinero", señaló. El consejero delegado de Repsol también cargó contra el carácter discriminatorio de la medida. “Todo lo recaudado debe ser devuelto a las compañías injustamente gravadas en mitad de la furia de un discurso demagógico. La seguridad jurídica debe quedar restaurada", al tiempo que reafirmo el compromiso de Repsol con la inversión en España.

La petición de Imaz fue rápida respondida desde el Ejecutivo. La portavoz del PSOE y ministra de Educación, Pilar Alegría, cree que "ha llegado el momento de que las empresas que reciben importantes beneficios arrimen el hombro y hagan un ejercicio de responsabilidad corporativa", asumiendo el impuesto especial que plantea el Gobierno para energéticas y banca. Así lo aseguró en un acto del PSOE en Torrelavega (Cantabria) en el que participó con los militantes más longevos de la zona.

Normas
Entra en El País para participar