Primer trimestre

El alza de la energía, las materias primas y los tipos disparan las cuentas del Ibex

El beneficio conjunto alcanza los 12.807 millones, un 51,5% más

Resultados Ibex pulsa en la foto

La recuperación se prolonga. Tres meses después de que las cotizadas del Ibex 35 registraran un beneficio histórico, en el primer trimestre de 2022 han seguido recogiendo los frutos del levantamiento de las restricciones y la recuperación de la actividad. A cierre de marzo, las firmas que han optado por rendir cuenta ante los inversores han reportado un beneficio de 12.896,8 millones de euros, un 51,5% más que en el mismo periodo del año anterior y a gran distancia de las pérdidas registradas en el 2020, coincidiendo con el Gran Confinamiento.

La mejora del resultado neto se replica también en el beneficio bruto de explotación (ebitda) y en los ingresos, dos variables que con un simple vistazo permiten analizar la solidez del negocio y el balance de las empresas. En los tres primeros meses del presente ejercicio fiscal, las cotizadas que habían hecho públicas sus cuentas –aún faltan por conocer las cifras de Inditex, Inmobiliaria Colonial, Solaria junto a Acciona y Grifols, que solo difunden los datos semestrales– el ebitda alcanzaba los 19.403,5 millones, un 26% más que un año antes. Por su parte, la cifra de negocios aumentó un 28,9%, hasta los 127.850,6 millones.

Después de haber dejado atrás los momentos más duros de la pandemia el reto pasa ahora por mantener el tono positivo. Lograr los abultados incrementos de doble dígito de trimestres previos es complicado y más en un entorno en el que las alertas de recesión crecen día a día. Aunque las cuentas de los tres primeros meses recogen ya los primeros efectos de la guerra en Ucrania, su impacto a cierre de marzo era la punta del iceberg. En los próximos meses las cotizadas tendrán que hacer frente a un entorno en el que la elevada inflación y las señales de desaceleración están empezando a hacer tambalear la recuperación. Evitar que los márgenes se contraigan y retomar la disciplina financiera para sortear con holgura el incremento de los costes de financiación en un entorno de normalización monetaria, serán las prioridades de los equipos gestores.

Aunque la recuperación es generalizada, a cierre de marzo cinco cotizadas seguían registrando números rojos. A las turísticas Aena (-96,4 millones), IAG (-787 millones) y Meliá (-59,3 millones se suman Cellnex (-93 millones) y Siemens Gamesa (-403 millones). El operador de torres de comunicaciones multiplicó por dos las pérdidas por el efecto de las mayores amortizaciones y los costes financieros, asociados a la actividad inversora. La incapacidad de Siemens Gamesa por dejar atrás las pérdidas tuvo un efecto inmediato en la cúpula directiva. La compañía de energía renovables designó a Jochen Eickholt como nuevo CEO, el tercero en menos de dos años. Enderezar el rumbo de la empresa y dejar atrás la crisis que impera desde 2017 son las dos grandes tareas de Eickholt, que cogió el timón de la empresa el pasado 1 de marzo.

La recuperación del turismo sigue siendo insuficiente para que las cifras positivas se trasladen al resultado neto. De momento, la mejora se circunscribe a los ingresos y el ebitda. Entre enero y marzo Meliá registró un resultado operativo positivo de 22,7 millones frente a las pérdidas de 51,2 millones registrados 12 meses atrás. Por su parte, Aena logra 72,6 millones, en contraste con los números rojos de 121,5 millones registrados en el mismo periodo del año anterior.

Entre las empresas que experimentaron los mayores incrementos de sus ganancias sobresalen las cotizadas vinculadas a las materias primas. En un entorno marcado por el alza de materiales como el acero, el petróleo o el gas Acerinox ganó 266 millones, 3,4 veces superior al del mismo periodo de 2021 y un 34% por encima del trimestre anterior. Además de este fuerte incremento, la siderúrgica fue un paso más allá y logró el mejor resultado trimestral de su historia. En la misma línea se mueve ArcelorMittal, que elevó en un 80% su beneficio, hasta los 4.125 millones de dólares (unos 3.952,7 millones de euros).

La invasión de Ucrania y la recuperación de la actividad han servido de revulsivo al petróleo. En los tres primeros meses de 2022 el Brent se anotó un 38%, ascenso que se amplía al 70% en los últimos 12 meses. Este incremento ha permitido a Repsol duplicar sus ganancias (1.392 millones).

Fuera del ámbito de las materias primas, sobresalieron los resultados de la banca, así como los registrados por Rovi e Indra. La farmacéutica saca partido de su alianza con Moderna, uno de lo creadores de la vacuna contra el Covid, y eleva su beneficio un 80%, hasta los 53 millones. Con la ayuda de una cartera de pedidos en máximos, la tecnológica eleva en un 77,3% sus resultados (39 millones). Cie Automotive, una de las empresas más afectadas por el aumento de los costes de producción, sigue haciendo gala de su fortaleza y arranca el año batiendo récords (82,2 millones). El ebitda también fue el mejor dato trimestral de su historia al alcanzar los 159,5 millones.

Al margen de ArcelorMittal (20.923,2 millones), una firma de marcado perfil internacional, Repsol consigue mantenerse como la empresa no financiera con la cifra de negocio más abultada (18.216 millones), seguida por Iberdrola (12.150 millones). Después de arrebatar a Inditex el trono empresa más capitalizada, la eléctrica desbanca a Telefónica (9.410 millones) del pódium de firma con más ingresos.

Normas
Entra en El País para participar