Los inversores dan una vuelta de tuerca a los riesgos del agua

DWS, Fidelity International y otros 60 gestores lanzan una iniciativa para que 72 firmas, entre ellas Inditex, aborden la cuestión

Puente de Qiansimen, en el río Jialing, afluente del Yangtze, que está en mínimos hídricos, el pasado 18 de agosto en Chongqing (China).
Puente de Qiansimen, en el río Jialing, afluente del Yangtze, que está en mínimos hídricos, el pasado 18 de agosto en Chongqing (China). reuters

Prepárense para escuchar a montones de ejecutivos culpar a la “sequía”, las “inundaciones” y los “desastres naturales” de los malos resultados en los próximos meses. Hasta cierto punto, se comprende: grandes zonas de América, Europa, Asia y Oceanía están sufriendo de muy poca o demasiada agua, y a veces ambas cosas en rápida sucesión. Pero también se trata de un lenguaje viejo y cansino que oscurece cómo este daño financiero es consecuencia de haber permitido durante mucho tiempo que los riesgos del agua jueguen un papel secundario frente a las emisiones de efecto invernadero. Ahora, DWS, Fidelity International, CalPers y otros 60 inversores con casi 10 billones de dólares en activos están intentando cambiarlo.

El grupo acaba de poner en marcha el proyecto Valuing Water Finance Initiative (Iniciativa Financiera para Valorar el Agua, VWFI). Pese a su nombre, se dirigirá a 72 firmas de alimentación, bebidas, tecnología y ropa, desde Inditex a Microsoft, para que evalúen adecuadamente su exposición al recurso, así como para que lo gestionen y protejan mejor. Está inspirada en Climate Action 100+, iniciativa centrada en el carbono. La ONG Ceres está en ambas.

No es que se ignoren por completo los riesgos del agua. En el pasado, una campaña más pequeña dirigida por Ceres se centró en las cadenas de comida rápida, mientras que otra ONG, CDP, ha advertido de que el coste de ignorar los riesgos acuáticos cuesta a las firmas cinco veces más que afrontarlos. Los accionistas también están empezando a reprender a las empresas por restarle importancia. A principios de mes. Más del 60% de los independientes de Tesla respaldaron que desarrolle una mejor estrategia sobre el agua. Pero estas resoluciones son poco frecuentes.

Hay buenos ejemplos de acciones corporativas sobre el tema en los que basarse, como las de AB InBev, Coca-Cola e Intel, que van desde hacer que sus fábricas sean eficientes en el uso del agua hasta ayudar a sus cadenas de suministro y a las comunidades en las que operan. Algunas de estas firmas están en la lista inicial de objetivos de VWFI. Ya es hora de que los inversores adopten una solución concertada.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías