Just Eat Takeaway salva los muebles

El precio cobrado a Prosus por su 33% de iFood es una prima considerable respecto a los múltiplos del sector

Repartidor de Just Eat en Niza, en 2021.
Repartidor de Just Eat en Niza, en 2021. reuters

Just Eat Takeaway afronta una nueva realidad. Hace un año, rechazó una oferta de 2.300 millones de euros por su 33% de la firma brasileña de comida a domicilio iFood, alegando que infravaloraba el negocio. Pero el viernes, la compañía, de 4.600 millones, acordó vender la participación por unos 1.800 millones a Prosus, que cotiza en Ámsterdam en 133.000 millones.

Este precio de derribo, sin embargo, es un alivio para los inversores. El viernes, la acción de Just Eat se disparó casi un 30%, ya que es probable que la valoración haya sido mejor de lo que muchos esperaban. En 1.800 millones, la oferta de Prosus valora la participación en casi 5 veces los ingresos previstos de iFood en 2022, estimamos. Es una prima considerable respecto a la media de 1 vez a la que cotizan Just Eat y sus rivales europeos Delivery Hero y Deliveroo. Con la inflación en alza y la previsión de que los clientes reduzcan gastos innecesarios, el CEO, Jitse Groen, podría acelerar el plan para vender su división de EE UU Grubhub.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías