Los brazos robots sustituyen a los reponedores de bebidas en las tiendas de Japón

El fabricante de autómatas Telexistence despliega equipos robóticos en 300 establecimientos de la cadena FamilyMart

Robot Japón
Una unidad del robot TX Scara repone bebidas en una tienda de la cadena FamilyMart en Japón. Bloomberg

Los robots, una tecnología que hasta hace poco era privativa de grandes fábricas de coches y aviones, comienza a penetrar en empresas bastante más pequeñas y sectores más cercanos al consumidor final. El fenómeno es más que evidente en Japón donde el fabricante de autómatas Telexistence y la cadena de tiendas de conveniencia FamilyMart están desplegando una flota de máquinas impulsadas por inteligencia artificial para reabastecer los estantes de 300 establecimientos en todo el país.

Los brazos robóticos están diseñados para reponer bebidas en refrigeradores y ahora mismo se están produciendo en masa, informó Telexistence, con sede en Tokio, a través de un comunicado difundido ayer por Bloomberg. Los autómatas se instalarán en tiendas de FamilyMart ubicadas en las principales áreas metropolitanas a finales de este mes y aliviarán el trabajo de los empleados de los establecimientos, al tiempo que llenan el vacío dejado por una fuerza laboral cada vez más pequeña en Japón.

Apodado TX Scara (acróstico en inglés de brazo robótico de ensamblaje de cumplimiento selectivo), las máquinas son en gran parte autónomas, aunque ofrecen la dirección remota como una opción de reserva en caso de que la inteligencia artificial falle o encuentre elementos fuera de lugar. Cada unidad puede reemplazar de una a tres horas de trabajo humano por día por tienda, de acuerdo con Telexistence.

“La disminución de la población laboral es uno de los temas clave de gestión para que FamilyMart continúe con las operaciones estables de la tienda”, afirmó Tomohiro Kano, gerente general de FamilyMart. “El tiempo ganado se puede reasignar al servicio al cliente y a la mejora del taller”, agregó.

Cada máquina puede reemplazar de una a tres horas de trabajo humano diario

El Gobierno japonés estimó un año antes de la pandemia que la fuerza laboral del país se reducirá un 24% en el horizonte de 2040 debido al envejecimiento y la disminución de la población. Los responsables del estudio en que se basaron estas previsiones oficiales recomendaron a las autoridades, entre otras políticas, medidas para promocionar el uso de la inteligencia artificial como fórmula para mantener la productividad.

FamilyMart pagará a Telexistence una tarifa mensual por el trabajo del robot, su mantenimiento y el apoyo de los empleados remotos que, cuando sea necesario, podrán pilotar el brazo utilizando un casco de realidad virtual. Las máquinas pueden operar sin asistencia humana el 98% del tiempo, aseguró el fabricante.

Los gigantes tecnológicos estadounidenses Microsoft y Nvidia han colaborado con Telexistence en el desarrollo de la tecnología que usan las articulaciones. Así, los brazos Scara utilizan la plataforma Jetson AI de Nvidia para procesar información y la infraestructura en la nube Azure de Microsoft para registrar y revisar los datos de ventas, lo que facilitará las tareas de reposición.

FamilyMart tiene 16.000 tiendas de conveniencia, conocidas como conbini en Japón, que venden artículos básicos de alimentación, droguería, refrescos, manga y prensa. Sin embargo, Telexistence y Microsoft han manifestado su deseo de ofrecer la tecnología a escala global. En la mira del fabricante japonés están los más de 150.000 pequeños comercios que hay en todo Estados Unidos.

La robótica industrial en otros países

España. A pesar de que España no es líder en digitalización, ocupa puestos muy relevantes en términos de robots instalados gracias al impulso de sectores muy potentes, como automoción, metalurgia, alimentación o aeroespacial. España es el decimoquinto país del mundo en robótica industrial, según el último ranking de la IFR (Federación Internacional de Robótica), que recoge datos a 2020, con 203 autómatas instalados por cada 10.000 empleados, y el octavo de Europa, por detrás de Alemania cuarto, con 371), Suecia (289), Dinamarca (246), Italia (224), Bélgica y Luxemburgo (a los que contabiliza juntos, 221), Países Bajos (209) y Austria (205).

Primeros puestos. El líder absoluto es Corea del Sur, con 932, seguido por Singapur, con 605, y Japón, con 390. La densidad promedio a nivel global es de 126 robots por cada 10.000 trabajadores. Hace seis años, esta tasa era de 74 y en España, de 106.

Alemania. El país más automatizado de Europa supone el 33% de las ventas de robots en el continente y el 38% del stock operativo. De acuerdo con IFR, las ventas de autómatas en el país teutón se están recuperando gracias al impulso de las exportaciones.

Reino Unido. El exsocio de la UE es el único país del G7 que tiene una densidad de robots por debajo del promedio mundial, con 101 unidades, ocupando el puesto 24º, si bien hace cinco años era de 71, crecimiento que el IFR atribuye al éxodo de mano de obra extranjera después del Brexit.

Normas
Entra en El País para participar