Tecnología

Amazon compra iRobot, el fabricante del famoso robot aspirador Roomba, por 1.666 millones

Es la cuarta mayor adquisición de la compañía hasta la fecha, tras las de Whole Foods, MGM y One Medical

La operación ayuda al gigante de internet a

Colin Angle, fundador y CEO de iRobot, con una Roomba.
Colin Angle, fundador y CEO de iRobot, con una Roomba.

Amazon quiere ampliar su influencia en el hogar inteligente con nuevos dispositivos y servicios. El gigante de internet ha llegado a un acuerdo para adquirir iRobot, la empresa fabricante del popular aspirador Roomba, por 1.700 millones de dólares (1.666 millones de euros), incluyendo la deuda de la compañía. La empresa fundada por Jeff Bezos pagará 61 dólares por acción en efectivo, lo que supone una prima del 22% respecto al precio de cierre de las acciones de iRobot, según anunciaron hoy ambas compañías. 

La operación reforzará la presencia de Amazon en la robótica de consumo, donde la compañía ya buscó posicionarse el año pasado al lanzar su robot doméstico Astro, un dispositivo de 1.500 dólares que está equipado con pantalla, cámara telescópica y el asistente digital Alexa de la compañía y que ofrece funciones de videovigilancia. En el ámbito doméstico, el gigante de internet también comercializa otro dispositivos como los timbres Ring, termómetros y microondas activados por voz, y sus conocidos altavoces inteligentes con Alexa.

El cierre de la transacción está sujeto a las condiciones habituales, incluida la aprobación por parte de los accionistas de iRobot y las pertinentes autorizaciones regulatorias, según informó la empresa, que señaló que una vez completada la operación, Colin Angle, cofundador y CEO de iRobot, permanecerá como consejero delegado de esta compañía, que seguirá operando de manera independiente.

“Sabemos que ahorrar tiempo es importante, y las tareas del hogar requieren un tiempo precioso que se puede emplear mejor”, dijo Dave Limp, vicepresidente de Amazon Devices. Y “durante muchos años, el equipo de iRobot ha demostrado su capacidad para reinventar la forma en que las personas limpian con productos que son increíblemente prácticos e ingeniosos”, añadió.

"Desde que comenzamos con iRobot, nuestro equipo ha tenido la misión de crear productos innovadores y prácticos que faciliten la vida de los clientes, lo que llevó a inventos como Roomba e iRobot OS", indicó Angle, que destacó que "Amazon comparte nuestra pasión por crear innovaciones que permitan a las personas hacer más en casa, y no puedo pensar en un mejor lugar para que nuestro equipo continúe con nuestra misión".

iRobot fue fundada en 1990 por expertos en robótica del Instituto Tecnológico de Massachusetts. La compañía lanzó su famoso aspirador robótico en 2002, y desde entonces ha introducido otros dispositivos como los limpiadores de piscinas. La compañía ofrece un programa de suscripción que ofrece reposición automática de equipos, entre otros servicios.

La adquisición supone la cuarta mayor compra de Amazon hasta la fecha, tras la de la cadena de supermercados Whole Foods en 2017 por 13.700 millones de dólares, la del estudio de cine MGM el año pasado por 8.450 millones y la reciente de One Medical, una empresa estadounidense que ofrece suscripciones para acceder a médicos, por 3.900 millones. 

Amazon compra iRobot en un momento en el que esta empresa enfrenta vientos en contra. El fabricante de las Roombas acaba de anunciar sus resultados del segundo trimestre, con una caída interanual del 30% en sus ingresos a 255 millones de dólares (250,6 millones de euros), debido sobre todo a “reducciones de pedidos no previstos, retrasos y cancelaciones” de los minoristas en América del Norte y Europa, Oriente Medio y África.

La firma, afectada por las interrupciones en las cadenas de suministro que han afectado a toda la industria tecnológica, reportó una pérdida operativa de 63 millones (frente a 3 millones el año anterior) y anunció un plan de recorte de costes, que incluye el despido de 140 empleados, el 10% de su plantilla. 

Las acciones de iRobot subieron más de un 18% en las operaciones previas al mercado, después de que se detuvieran brevemente tras el anuncio del acuerdo. Las acciones de Amazon bajaron alrededor de un 0,5%. A media tarde (hora española), los títulos de iRobot suben más de un 19%, mientras los de Amazon caen un 1,4%.

Normas
Entra en El País para participar