Resultados

Los gigantes de Wall Street prevén menos beneficios en el S&P en 2023

Goldman rebaja su estimación de alza de BPA al 3% el próximo año

En Morgan Stanley creen que la mejor parte del rally queda atrás

Los gigantes de Wall Street prevén menos beneficios en el S&P en 2023

Los resultados empresariales del segundo trimestre están siendo en gran medida el sostén de las alzas bursátiles de las últimas jornadas. Las expectativas no eran boyantes y las cifras han batido en numerosos casos lo estimado. Los inversores parecen desoír los avisos de recesión, un riesgo cada vez más intenso a medida que los bancos centrales aceleran las alzas de tipos para intentar frenar la inflación. Sin embargo, el horizonte apunta a resultados empresariales más modestos en el próximo año, incluso a caídas de beneficios si se materializa el fantasma de la recesión.

Goldman Sachs acaba de revisar a la baja su estimación de crecimiento del beneficio por acción en las compañías del S&P para 2023, desde un alza del 6% a un aumento del 3%. Se sitúa por debajo del consenso, que aún prevé un crecimiento del 7%. Y si bien mantiene su estimación de un incremento del beneficio por acción del 8% para el conjunto del año en las empresas del S&P, augura una desaceleración en los beneficios empresariales.

También lo prevé así Morgan Stanley, que augura que la presión de la inflación sobre los márgenes de beneficios se intensificará. En opinión de Michael J. Wilson, estratega de Morgan Stanley, “la mejor parte del rally ha quedado atrás”, con lo que Wall Street comenzaría resentirse de un deterioro en las cuentas empresariales.

Según apuntan los expertos de Goldman Sachs, el principal riesgo para los beneficios empresariales en 2023 es el de una recesión.

Los datos de empleo de EE UU publicados el pasado viernes –el desempleo ha caído al mínimo del 3,5% previo a la pandemia pese al alza de tipos– son una positiva señal de la fortaleza de la economía del país, pero el crecimiento se está deteriorando y la elevada inflación y la apreciación del dólar, que perjudica las exportaciones, son factores en contra para las empresas, añaden desde el banco estadounidense. Así, el beneficio por acción de las compañías estadounidenses podría caer el 11% en 2023 en caso de recesión en EE UU, a lo que Goldman Sachs da una probabilidad del 30%. El índice S&P retrocedería a los 3.150 puntos en tal escenario –casi mil puntos por debajo del nivel actual– y recortaría desde los 4.300 puntos del nivel objetivo que Goldman calcula para final de año. El escenario central que maneja la firma es de un crecimiento del PIB en Estados Unidos el año próximo del 1,1%, medio punto por debajo de su anterior estimación.

En su escenario central, Goldman rebaja sus previsiones de beneficio por acción para todos los sectores del S&P excepto para la energía y el inmobiliario. Las ventas se desacelerarían desde un crecimiento del 12% este año al 4% en 2023, sin embargo el grueso del deterioro en las cuentas empresariales vendría por el lado de los márgenes de negocio. Goldman Sachs apunta además al riesgo potencial de cambios fiscales en EE UU que puedan contribuir al descenso en el aumento del beneficio por acción.

 

Normas
Entra en El País para participar