Alimentación
Clientes hacen cola a en un supermercado de Whole Foods Market.
Clientes hacen cola a en un supermercado de Whole Foods Market. AP

Amazon compra una cadena de supermercados por 12.000 millones

Whole Foods Market cuenta con 460 tiendas y una facturación de 15.000 millones

La empresa pretende cerrar la operación a finales de año

Amazon apuesta por el comercio físico de alimentación. El gigante estadounidense de ecommerce ha anunciado este viernes que ha ofrecido 13.700 millones de dólares (unos 12.200 millones de euros) para hacerse con la cadena de supermercados Whole Foods Market.

El grupo fundado por Jeff Bezos ha presentado una oferta de 42 dólares por título, lo que supone una prima del 27% respecto al cierre del distribuidor el jueves. El acuerdo incluye que Amazon se haga cargo de la deuda de la compañía.

El gigante estadounidense ha asegurado que la cadena seguirá operando mediante la misma enseña y mantendrá tanto la dirección ejecutiva como la sede -que está en Austin, Texas- como hasta la fecha. El objetivo es cerrar el acuerdo en la segunda mitad de 2017.

Fundada en los años setenta, Whole Foods Market es en la actualidad un grupo con una facturación que supera los 15.000 millones de euros y que cuenta con más de 420 establecimientos en EE UU. Cuenta con una plantilla de 87.000 personas y se presenta con una oferta de alimentación muy ligada con la salud y los productos orgánicos.

El anuncio de esta operación llevó a que la compañía de supermercados fuera suspendida de cotización en un primer momento y subiera más de un 27% tras ser activada de nuevo. En cambio, otros rivales de la compañía, tanto en EE UU como en Europa han respondido con importantes caídas. Así, WalMart, el gigante estadounidense, retrocedía más de un 5% en el inicio de la sesión, Costco más de un 7% y Kroger un 17%. En Europa, Tesco, Carrefour, y otras empresas han respondido también con caídas.

El acuerdo rompe los registros de la compañía en el sector. Es la mayor compra que ha realizado Amazon y es la mayor adquisición dentro del sector de los supermercados en EE UU de la historia.

De esta forma, Amazon entra en la distribución física, como una forma de complementar su creciente apuesta por la venta de alimentación a través de internet. Además de acceder a una importante red de tiendas, se puede beneficiar del sistema de proveedores de la compañía estadounidense.

Los analistas citados por Reuters señalan que esta operación "transformará" a todo el sector de la distribución, y no solo el de alimentación. Los expertos apuntan además que llega la operación en un momento de dudas en la distribución estadounidense debido a la mala evolución de los resultados, así como una creciente preocupación por la entrada de los distribuidores alemanes, Aldi y Lidl, conocidos por transformar el sector en los países en los que entran.

Algunos distribuidores, como Walmart han hecho importantes apuestas por intentar no perder terreno en comercio electrónico frente a Amazon. Además de distintas operaciones corporativas sellada en el último año, ha planteado iniciativas como que los propios empleados repartan pedidos en su camino de vuelta a casa.

Hace tan solo unos días, el consejero delegado de Whole Foods, John Mackey, había tenido un enfrentamiento con el accionista activista Jana Partners, a quien espetó que es un "bastardo codicioso" por pedir que se vendiera la compañía.

Normas
Entra en EL PAÍS