Cuatro factores clave para culminar con éxito la digitalización de una empresa

De acuerdo con la consultora beServices, el riesgo de fracaso e incluso de desaparición es alto si no se echa mano de la tecnología, el talento, la cultura digital y la formación

Cuatro factores clave
para culminar con éxito
la digitalización de una empresa

El 75% de las empresas españolas ha empezado su proceso de digitalización, según datos de EBS Business School. Este camino, acelerado por la pandemia de Covid-19, no siempre es fácil y las compañías, independientemente de su tamaño, deben saber adaptarse a los cambios que se dan en el mercado si quieren culminar la tarea con éxito. Según la consultora beServices, la gran mayoría de negocios fracasará o incluso se arriesga a desaparecer en el intento de transformarse digitalmente si no tienen en cuenta algunos factores clave.

“La transformación digital no es una solución o un producto cerrado, es un proceso que seguir, un camino de mejora continua que requiere de un cambio cultural y estratégico, porque la innovación es constante y seguiremos viendo la aparición de nuevas tecnologías que darán mejor respuesta y solucionarán nuevas necesidades”, explica Francisco Rodríguez, director general de beServices.

Hay soluciones como el ‘cloud computing’ o el ‘business intelligence’

La tecnología es fundamental para que las empresas sean más competitivas, eficientes y resilientes. Algunas soluciones tecnológicas destacables son el cloud computing, por su flexibilidad, optimización de recursos y agilidad que aporta. Además, facilita el acceso al internet de las cosas (IoT), la inteligencia artificial o el machine learning. También la automatización para tareas que son repetitivas y de poco valor, con el fin de mejorar la productividad. Y el business intelligence, que permite conocer mejor al cliente, teniendo en cuenta que el volumen de información crece diariamente. De hecho, según un informe de IDC, el volumen de datos generado en 2025 será 175 veces mayor al de 2011.

Otra variable en la ecuación es el talento. Sin la implicación de las personas, el proceso de digitalización no llegará a buen puerto. “Es muy importante que las empresas tengan la capacidad de captar y retener talento digital en sus equipos y, al mismo tiempo, adopten un por un modelo de innovación colaborativa: la coinnovación”, apuntan desde beServices.

Por otro lado, es absolutamente necesario tener una cultura empresarial que se adapte al ecosistema digital, en la que se impliquen los miembros de la compañía para que se posicionen como la base, junto a los recursos tecnológicos, de una empresa dinámica, competitiva e innovadora.

Según un estudio, el 76% de los empleados no se ve capacitado para el futuro

Por último, la formación es indispensable. Según datos de un estudio realizado por Salesforce, el 73% de los empleados no se ve capacitado para adquirir las competencias digitales que necesita; un 76% no se considera preparado para el futuro; y, aunque el 82% de los encuestados planea aprender nuevas habilidades en el futuro, solo el 28% participa activamente en programas de formación sobre habilidades digitales.

España, en su Agenda Digital 2025, establece la capacitación digital entre sus diez ejes prioritarios, con el objetivo de lograr que el 80% de la población tenga competencias digitales básicas a la finalización de su periodo. Si las empresas no logran formar y capacitar a sus empleados en competencias digitales, que les permitan adaptarse al nuevo entorno digital, dejarán de cumplir con el principal objetivo por el que fueron contratados: aportar valor.

La escuela de negocios ISDI subraya que la tecnología y la digitalización son elementales para hacer frente a los nuevos retos y transformar procesos, gestión y liderazgo dentro de las empresas.

Marketing digital

Estrategias. El marketing digital ha evolucionado rápidamente y ofrece más oportunidades que nunca en diferentes canales: emails, redes sociales... Según explican los expertos de la agencia Seocom, los elementos principales que componen una estrategia de marketing digital se denominan “trifecta”, y se centra en tres categorías: medios ganados, es decir, menciones en artículos, linkbuilding, redes sociales, publicaciones y opiniones sobre tu negocio; medios propios, que incluyen el sitio web, la usabilidad mobile, blogs y canales de relación con los clientes; y medios pagados, tales como anuncios de PPC y destacados, campañas con influencers, promoción en plataformas de pagos, y anuncios en redes sociales, o Social Ads. Así, los cuatro puntos claves son: primero, identificar objetivos, público y posicionamiento. Segundo, el SEO, que aumenta el tráfico orgánico y permite optimizar el texto de tu site para facilitar el recorrido del cliente. Tercero, analizar la competencia. Y cuarto, la diferenciación con un buen diseño en las campañas de email marketing como alternativa al alcance que tienen las tradicionales.

Unificar. Según la plataforma Acrelia, cuando la gestión del email marketing en una empresa no está unificada, el rendimiento en los envíos de emails baja y se incrementan los costes de las campañas de mailing. Y no es un problema menor, porque el email marketing es para muchas empresas el canal en el que más invierten tiempo y dinero en sus estrategias. Así, recomienda soluciones multicuenta.

Normas
Entra en El País para participar