EPA

La economía creó 383.300 empleos en el segundo trimestre y el paro bajó en 255.300 personas pese a la elevada inflación

El número de parados se sitúa en 2.919.400, el mínimo desde el tercer trimestre de 2008

EPA Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El mercado laboral en España recupera fortaleza tras el parón en el arranque del año. Y ello a pesar del escenario de altísima inflación y los efectos derivados de la guerra de Ucrania. La economía creó en el segundo trimestre 383.300 empleos respecto al periodo anterior, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Vuelve así la economía a generar empleo tras el tropezón del primer trimestre, cuando se perdieron 100.200 empleos, lo que coincide además con el inicio de la campaña de verano.

La cifra total de ocupados se sitúa en 20.468.000, su nivel más alto desde el tercer trimestre de 2008. Tras la aprobación de la reforma laboral, se produce un fuerte aumento de nuevos empleos con contrato indefinido mientras que se reduce los de temporal. En términos desestacionalizados la variación trimestral del empleo es de un aumento del 0,61%.

Según la EPA, el número de parados bajó en el segundo trimestre en 255.300 personas (un 8,04%) y el total se sitúa en 2.919.400, también el nivel más bajo desde el tercer trimestre de 2008. La tasa de paro alcanza el 12,48%, lo que supone 1,17 puntos menos que en el trimestre anterior. En términos desestacionalizados la variación trimestral es de una caída del 6,20%. En los 12 últimos meses el paro ha disminuido en 624.400 personas, el 17,62%.

Si el segundo trimestre suele ser tradicionalmente bueno para el empleo por el anticipo de la temporada veraniega, este año más aún, por las buenísimas expectativas para el sector turístico español. De esta manera este sector va a contribuir a sostener unas expectativas económicas adversas que se reflejan en la rebaja de las previsiones económicas de las principales instituciones incluidas las del Gobierno.

El total levantamiento de las restricciones de la pandemia han permitido al mercado laboral incorporar 796.400 personas en los últimos 12 meses. Según el INE, la ocupación creció sobre todo en el sector privado donde se crearon 397.600 puestos de trabajo, mientras que desciende en el público en 14.300 personas.

El ministro de Seguridad Social, José Luís Escrivá expesó su preocupación al afirmar que el empleo de las administraciones públicas y educació es el que está registrando una “ralentización más grande o comportamiento menos dinámico” respecto a lo que es habitual en estas fechas, por lo que hay que “ver que ocurre ahí”.

En los 12 últimos meses el empleo se ha incrementado en 782.100 personas en el sector privado y en 14.300 en el público.Dentro del sector privado, destaca servicios, donde se han creado 320.200 puestos de trabajo. También aumenta el número de empleados en la industria (79.500) y en la construcción (21.900), y disminuye en la agricultura (38.400 menos).

Los asalariados aumentan en el trimestre en 375.400. Los que tienen contrato indefinido se incrementan en 616.700, mientras que los de contrato temporal se reducen en 241.300. Los trabajadores autónomos, practicamente permanecen estables, ya que tras el crecimiento de 10.000 personas en el trimestre, en el último año prácticamente se mantiene con 600 personas más.

Mejoran tanto el empleo a tiempo completo como, en mucha menor medida, el de tiempo parcial. El primero se incrementa en el trimestre en 374.300 personas y el de tiempo parcial lo hace en 9.000. El porcentaje de personas ocupadas que trabaja a tiempo parcial baja 22 centésimas, hasta el 13,77%.

Los mayores incrementos de empleo se dan en Islas Baleares con 80.200 personas más, Cataluña 63.800 más y Madrid con 61.200 más. Por el contrario los mayores descensos se dan en País Vasco con un deterioro de 18.400 empleos y Asturias con 5.200 menos. El terminos porcentuales el mayor descenso de personas paradas se dio en Baleares al descender el 46,44%, lo que supone 54.400 parados menos. En número, la mayor caída se registró en Madrid con 59.700 desempleados menos (el 14,02%)

Otra cifra que mostró una ligera mejoría fue el del colectivo de los jóvenes. La tasa de paro entre los menores de 25 años disminuyó al 28,5% en el segundo trimestre, 1,7 puntos por debajo de la tasa registrada en el primero, si bien en términos absolutos el número de desempleados entre 16 y 25 años subió en 9.500 personas, hasta un total de 468.600.

Entre 16 y 19 años se contabilizaron 144.000 desempleados, 20.900 más que en el primer trimestre, mientras que entre 20 y 24 la cifra fue de 324.600, 11.400 menos. La tasa de paro juvenil se encuentra también por debajo de la registrada en el segundo trimestre de 2019 (33,14 %), el año previo a la pandemia.

 

 

Situación de los hogares

Otro de los datos más de carácter social que se desprende de la EPA es el de los hogares con todos sus miembros activos en paro. En este segundo trimestre disminuyó en 62.600 respecto a los tres meses anteriores, lo que situó la cifra total en 990.300 hogares, de los cuales 312.700 eran unipersonales. Por el contrario, 11.247.100 hogares tenían a todos sus miembros activos ocupados, 197.400 más que en el trimestre anterior, y de ellos 2.229.500 eran unipersonales. Respecto al segundo trimestre de 2021, el número de hogares con todos sus miembros activos en paro se redujo en 167.600, mientras que los que tienen a todos sus miembros activos ocupados aumentó en 645.500.

Normas
Entra en El País para participar