Goldman Sachs prevé una recesión en la eurozona en el segundo semestre de 2022

La economía de los Diecinueve se contraerá un 0,1% en el tercer trimestre y un 0,2% en el cuarto, según los economistas

Consumidores en un banco de alimentos en Alemania.
Consumidores en un banco de alimentos en Alemania.

Los tambores de una recesión económica rodean la zona euro. De hecho, la economía de los Diecinueve ya se está contrayendo, según ha asegurado este miércoles un grupo de economistas de Goldman Sachs, encabezado por Jari Stehn. En concreto, los expertos prevén una contracción del 0,1% para el tercer trimestre del año y del 0,2% en el cuarto, aunque aseguran que la senda de crecimiento se retomará para 2023. 

Las interrupciones en el suministro de energía de Rusia, la ralentización del repunte pospandémico en los servicios y la turbulencia política en Italia (que podría retrasar el desembolso de ayuda de la Unión Europea) son los principales motivos listados por Goldman Sachs para explicar la recesión económica que se alargará hasta finales de años en la eurozona. 

“El escenario apunta a que Alemania e Italia estarán en una clara recesión en el segundo semestre, mientras que España y Francia mantendrán su crecimiento", han asegurado este miércoles los economistas. "Sin embargo, una interrupción más crítica en el flujo de gas ruso o una recesión en Estados Unidos podrían empeorar las previsiones", han sentenciado.  

Cae la confianza de los alemanes

La confianza de los consumidores alemanes se está viendo muy afectada por la inflación y el temor a un corte del suministro de gas ruso de cara al invierno, mientras crecen los temores a una recesión, lo que ha provocado un nuevo deterioro del indicador de confianza de los consumidores
elaborado por GfK, hasta un mínimo histórico de -30,6 puntos para agosto desde los -27,7 de julio.

"Además de las preocupaciones sobre las cadenas de suministro, la guerra en Ucrania y el aumento vertiginoso de los precios de energía y alimentos, ahora hay preocupaciones sobre si habrá suministro suficiente de gas el próximo invierno", ha explicado este miércoles Rolf Bürkl, experto en consumo de GfK. "Actualmente, esto está causando que la confianza del consumidor toque fondo", ha añadido sobre el temor de los consumidores a que un corte del suministro ruso aumente la presión sobre los precios de la energía y, por lo tanto, la inflación.

Normas
Entra en El País para participar