China da a la Bolsa de Zúrich un panda financiero

Las cotizaciones de firmas chinas en Suiza son llamativas, pero su liquidez es escasa

El panda gigante Xiao Liwu, en 2019 en el zoo de San Diego, California (EE UU), antes de ser repatriado a China.
El panda gigante Xiao Liwu, en 2019 en el zoo de San Diego, California (EE UU), antes de ser repatriado a China. reuters

A las Bolsas les va mejor sin la política. Cuatro firmas chinas pretenden captar estos días 2.400 millones de dólares en Zúrich, lo cual contribuirá a abrir un nuevo canal entre Europa y las Bolsas de Shanghái y Shenzhén. Suiza podría esperar que su famosa neutralidad la convierta en una vibrante alternativa a Nueva York. Como pasa con los regalos de osos panda de Pekín a los zoos foráneos, estos vínculos generan cálidos titulares, pero el trading sigue enjaulado.

Zúrich es el último de los llamados programas de conexión bursátil chinos. Hong Kong abrió uno en 2014, Londres, en 2018, y ese año se abrió una colaboración con Deutsche Börse que permite la cotización de acciones D en Fráncfort.

Tras la aprobación del regulador suizo el viernes, Keda Industrial (equipos de materiales de construcción) de 6.000 millones, y Ningbo Shanshan (materiales de baterías), de 10.000 millones, iniciaron operaciones por un importe combinado de 375 millones, según IFR, lo que supone un descuento de entre el 7% y el 9% respecto a sus acciones de Shanghái. Otras dos firmas, ambas de baterías, captaron otros 2.000 millones el lunes.

El momento parece bueno a priori. Hay más de 200 cotizadas chinas en Nueva York y que podrían ser expulsadas en 2024, a menos que EE UU y China resuelvan una disputa sobre auditorías. Gigantes como Alibaba ya se han asegurado un sitio en Hong Kong, pero hay muchas empresas menos conocidas que podrían estar interesadas seguir cotizando fuera.

Pero el ejemplo de Londres muestra un entusiasmo limitado por estas alternativas. Solo cuatro firmas chinas han cotizado allí, recaudando 5.300 millones, y ninguna desde 2020. Las transacciones de allí suponen menos del 0,25% del volumen medio diario de cualquiera de las cuatro. El mercado de Fráncfort solo tiene un componente.

Los 2,3 billones de capitalización de Zúrich palidecen ante los 52 billones de Nueva York. Puede no importarle a sus inquilinos chinos. Tanto Keda como Ningbo obtuvieron los fondos que buscaban en un solo día, pero eso no significa nada para la liquidez posterior.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías