Infraestructuras

Adif y Renfe abren la alta velocidad en Burgos y buscan frenar el caos en la de Extremadura

Renfe destituye al jefe de Produccion de la línea extremeña por los problemas iniciales

El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Senado, Ander Gil, entre otras autoridades, a su llegada esta mañana a la estación de Burgos.
El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Senado, Ander Gil, entre otras autoridades, a su llegada esta mañana a la estación de Burgos.

Nueva apertura de un importante tramo de la red ferroviaria de alta velocidad, y viaje inaugural con el Rey Felipe y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a bordo del tren. Apenas tres días después del estreno de la plataforma de velocidad alta en Extremadura, hoy se ha dado por abierta la línea Madrid-Burgos con la entrada en funcionamiento del trazado entre Venta de Baños (Palencia) y la capital burgalesa.

Han formado parte de la comitiva la ministra de Transportes, Raquel Sánchez; la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

Raquel Sánchez ha destacado el hito que supone la entrada de la alta velocidad en Burgos, al ofrecerse “un medio de transporte más sostenible y moderno que haga frente tanto a la subida de los precios como al cambio climático”. La ministra también se ha referido a un impulso a la cohesión social.

La construcción de este último tramo de 90 kilómetros ha supuesto la inversión de 760 millones, con lo que se convierte a Burgos en el nodo de conexión de la alta velocidad con el norte.

Mejora de 45 minutos

Los tiempos de viaje desde Madrid se reducen en 45 minutos, quedando en una hora y media. De momento, Renfe doblará los servicios, pasando de 15 frecuencias semanales a 32, con bonos para viajeros recurrentes del 50% de descuento desde el 1 de septiembre hasta final de año.

Gracias a la nueva línea se espera que el trayecto en tren Alvia entre Madrid y el País Vasco se reduzca en 38 minutos. La infraestructura tendrá continuidad hacia esa Comunidad Autónoma, para lo que se ha autorizado la licitación de la redacción de los proyectos de todos los subtramos entre Burgos y Vitoria con un presupuesto de 27 millones.

El acto inaugural de ayer sucede al fiasco inicial en las operaciones de Renfe en Extremadura. Los Alvia e Intercity que operan desde el martes sobre la nueva plataforma han tenido graves problemas operativos los tres primeros días, ante lo que Raquel Sánchez ha pedido disculpas y manda mañana a los presidentes de Renfe y de Adif a dar explicaciones en Mérida (Badajoz).

La incidencia de esta mañana, con 70 minutos de retraso en el tren que partió a las 7,25 de la mañana de Badajoz, se produjo horas después de la destitución del gerente de Producción de la línea Madrid-Extremadura.

Normas
Entra en El País para participar