Infraestructuras

El primer tramo de la Alta Velocidad a Extremadura se estrena en plena ola de indignación por los incendios

El Rey Felipe VI inaugura el trazado Plasencia-Cáceres-Mérida-Badajoz tras 1.700 millones de inversión

El Rey Felipe VI y Pedro Sánchez, entre otras personalidades, en el acto inaugural de línea de alta velocidad a Extremadura.
El Rey Felipe VI y Pedro Sánchez, entre otras personalidades, en el acto inaugural de línea de alta velocidad a Extremadura.

Decenas de autoridades han acompañado esta tarde al Rey Felipe VI y al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, en un caldeado acto inaugural de la primera fase de la alta velocidad entre Madrid y Extremadura. El primer viaje coincide con los graves incendios que están arrasando centenares de hectáreas en algunas de las reservas naturales más valiosas de Cáceres, como Monfragüe, el Valle del Jerte o la comarca de Las Hurdes. Extremadura también ha soportado durante años unas conexiones y servicios ferroviarios de baja calidad, en comparación con gran parte del país, y fuertes retrasos en la ejecución de las inversiones previstas para la llegada de la Alta Velocidad.

Con este mar de fondo, también se han subido al tren entre Cáceres y Badajoz, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Raquel Sánchez; el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco; la presidenta de Adif y Adif AV, María Luisa Domínguez, o el presidente de Renfe, Isaías Táboas, entre otras autoridades.

El presidente del Gobierno se ha referido al "primer paso de un camino que no tiene vuelta atrás. Vamos a garantizar que el AVE recorra la región en el menor tiempo posible, conectándola de forma digna al resto de España". Este primer trazado parte desde Plasencia y cuenta con 150 kilómetros en plataforma para vía doble. Inicialmente se ha instalado el ancho Ibérico sobre traviesa polivalente, lo que permitirá en el futuro el cambio a ancho estándar, según explica Adif. El sistema de señalización es el AsfaDigital mientras se trabaja en completar la electrificación e implementación del sistema de control y mando de trenes ERTMS.

El diseño está pensado para el tráfico mixto de viajeros y mercancías. Los trenes podrán circular ahora a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, mejorándose tiempos de viaje y fiabilidad. La inversión en este primer tramo ha alcanzado los 1.700 millones de euros. Y resta por conectar esta parte de la línea con la Madrid-Oropesa-Plasencia, aún en construcción e incluso en fase de consultas. El presupuesto total de este corredor de alta velocidad es de 3.700 millones.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, afirma que este es un primer hito en una Comunidad Autónoma "que lleva tiempo esperando un ferrocarril digno y donde estamos avanzando más que nunca para responder a reclamaciones justas". La infraestructura estrenada esta tarde reduce hasta 51 minutos en el tiempo de viaje entre Badajoz y Madrid.

Primer recorrido

El trazado entre Plasencia y Badajoz tiene paradas intermedias en Cáceres y Mérida, e incluye estructuras singulares como los túneles de Santa Marina (3,4 kilómetros) y Puerto Viejo (1 kilómetro), así como 28 viaductos. Entre ellos destaca el de Almonte (996 metros), Río Tajo (1,5 kilómetros) y Valdetravieso (1,6 kilómetros). También se han destinado unos 15 millones a la mejora de las cuatro estaciones y sus accesos.

Las nuevas vías viajan prácticamente en paralelo a la Autovía de la Plata A-66 y con el trazado de la línea actual de ferrocarril convencional.

Mientras se trabaja en los otros dos grandes tramos del corredor, la nueva línea unirá la región con el centro del país, conectando desde Monfragüe con la línea ferroviaria convencional, que ha sido optimizada con una inversión de 55 millones de euros.

Actuaciones restantes

Sobre el estado de las obras restantes, Adif informa que los 68,8 kilómetros entre Talayuela-Plasencia se encuentran en construcción. En el caso de los subtramos Talayuela-Arroyo de Santa María y Navalmoral de la Mata-Casatejada, las obras de plataforma están ya finalizadas. En el resto, los trabajos de construcción de plataforma están en ejecución. En cuanto al trazado entre Madrid y Oropesa (200 kilómetros), se encuentra en la fase de información pública de su estudio informativo por parte del Ministerio de Transportes.

En paralelo al desarrollo de estos dos tramos, Adif AV trabaja en la puesta en servicio de una segunda fase del primer tramo (Plasencia, Cáceres y Mérida) una vez electrificado e incluyendo el sistema de seguridad y señalización ERTMS, así como el baipás de Mérida.

En avanzado grado de desarrollo se encuentran los trabajos para la electrificación de los primeros 125 km de la línea, entre Plasencia y Peñas Blancas, a unos 16 kilómetros al norte de Aljucén. En este tramo, la catenaria está ya tendida y los trabajos se centran en dotar de electrificación a las vías de la estación de Plasencia para, próximamente, iniciar trabajos similares en la de Cáceres. También se encuentra en obras de electrificación el resto de la línea -el trazado Peñas Blancas-Mérida-Badajoz-Frontera Portuguesa, de 110 kilómetros.

Por último, se avanza en la construcción del baipás de Mérida, donde se trabaja en dos tramos: San Rafael-Cuarto de la Jara y Cuarto de la Jara-Arroyo de la Albuera y Ramal de conexión al Norte de Mérida, mientras se contratan las labores de montaje de vía.

Normas
Entra en El País para participar