Cómo saber el valor de las acciones de una empresa

Las empresas disponen de distintos sistemas de valoración entre el que destaca el valor teórico del último balance aprobado por la compañía

Cómo saber el valor de las acciones de una empresa

Cuando un socio decide separarse de una empresa o se le excluye de la misma, es normal que se origine una disputa sobre el valor de las acciones o participaciones sociales de la empresa.

La respuesta para conocer el valor de las acciones de la empresa se debe buscar en la ley del Impuesto sobre Patrimonio. La normativa especifica que la valoración se debe realizar según el valor teórico del último balance aprobado por la empresa. No obstante, el balance debe aprobarse o bien de manera obligatoria o voluntaria y tiene que haberse sometido a revisión y verificación y el informe de la auditoría debe ser favorable.

Auditoría del balance

Si el balance no se ha auditado o si el informe que se haya elaborado no es favorable, la norma indica que la valoración de las acciones de la empresa se hará o siguiendo su valor nominal, o teniendo en cuenta el valor teórico del último balance aprobado o el valor que resulte de capitalizar el tipo del 20% el promedio de los beneficios de la empresa, en los tres ejercicios sociales anteriores a la fecha del devengo del impuesto.

Se tendrán que computar, por tanto, los beneficios, los dividendos que se hayan distribuido y las asignaciones a reservas, excluyendo las de regularización o de actualización de balances.

También existen otros sistemas de valorización. Según el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, una de ellas es tener en cuenta el valor del activo neto real, aunque este es difícil de cuantificar en empresas con muchos intangibles; así como tener presente el valor actual por descuento de flujos de caja, especifican en Noguerol Abogados.

Los expertos del bufete de Abogados recomiendan, en cualquier caso, pactar distintas fórmulas o sistemas de valoración de las acciones en la empresa. Indican que habrá que tener en cuenta los distintos supuestos de entrada y salida de nuevos socios y la actividad de la empresa. “Los mismos sistemas de valoración de las acciones o participaciones sociales no tienen por qué valer para todas las empresas, ya que cada empresa tiene una morfología distinta”, aclaran.

Normas
Entra en El País para participar