Energía

Ribera: “No aceptamos el recorte, aquí no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades energéticas”

La ministra para la Transición Ecológica, este miércoles, en el puerto de Bilbao durante la botadura de la plataforma flotante para molinos de viento realizada por la ingeniería Saitec y una filial de la eléctrica alemana RWE.
La ministra para la Transición Ecológica, este miércoles, en el puerto de Bilbao durante la botadura de la plataforma flotante para molinos de viento realizada por la ingeniería Saitec y una filial de la eléctrica alemana RWE. EFE

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, detalló en rueda de prensa que el Ejecutivo "no apoya" la propuesta planteada por Bruselas de imponer reducciones de consumo de gas a los países de la UE en situaciones de alerta ante un posible corte en el suministro por Rusia.

Ribera subrayó que España es "un país europeísta y solidario", pero aseguró que no se puede pedir "un sacrificio desproporcionado", ya que, "a diferencia que otros países, los españoles no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades desde el punto de vista energético".

Por ello, la ministra instó a los "socios" europeos a "debatir de forma abierta, transparente y respetuosa" sobre la mejor manera de apoyarse a este respecto.

De esta manera, Ribera respondió con rotundidad a la propuesta planteada este miércoles por la Comisión Europea de recortar un 15% su consumo de gas de forma voluntaria hasta la próxima primavera, una reducción que Bruselas quiere poder imponer de forma obligatoria en caso de alerta para la seguridad de suministro.

En concreto, este recorte sería desde el 1 de agosto del presente ejercicio hasta el 31 de marzo del próximo año e implicaría que administraciones públicas, hogares, propietarios de edificios públicos, proveedores de energía y la industria deberán tomar medidas para ahorrar gas.

Ribera advirtió de que la propuesta de la Comisión Europea tiene consecuencias "desde el punto de vista económico, social, de impacto redistributivo y geopolítico", que son "suficientemente importantes para merecer un canal de escucha y participación de todos los estados miembros".

"No discrepamos de los objetivos y del papel desde el punto de vista de la solidaridad, pero no nos parece correcto encontrarnos con un menú del día ya diseñado sin preguntarnos nuestras limitaciones alimentarias", aseveró.

Además, consideró injusto encontrarse con una "lista de deberes sobre la que no se nos has consultado y que acabaría beneficiando a terceros países sin ningún tipo de beneficio para otros países", dijo.

En este sentido, destacó el papel "fundamental" que puede jugar España como "puerta de entrada" de más del 30% del gas natural licuado (GNL) a Europa y con unas infraestructuras preparadas para dar respaldo "a sus vecinos".

Asimismo, Ribera dejó claro que, "pase lo que pase, las familias españolas no van a sufrir cortes de gas y de luz en sus casas" y se va a "defender la posición" de la industria española.

"España ha hecho los deberes en este ámbito, pagando más que muchos socios europeos", afirmó, añadiendo que el Gobierno "se resiste a la imposición de obligaciones por encima en términos de esfuerzo a lo que nos corresponde y se pide a otros socios comunitarios".

A este respecto, la vicepresidenta tercera indicó que España cuenta con una capacidad de almacenamiento de gas natural que se sitúa ya en más del 80%, mientras que el nivel del resto de Europa está en torno al 50%, así con unas reservas estratégicas de llenado de gas natural de hasta el 90%. "Hemos conseguido una posición que permite decir que la propuesta de la Comisión (Europea) no es ni la más eficaz, ni la más eficiente y justa".

Igualmente, puso en valor la solidaridad de España en materia energética, que en el último mes ha exportado a otros países miembros más del 20% del gas importado por el país.

De esta manera, aseguró que España irá al Consejo Europeo de Energía del próximo 26 de julio "a defender los intereses de todos los españoles con una propuesta solidaria, eficaz, eficiente y coordinada".

Ribera consideró que la propuesta realizada por Bruselas este miércoles puede ser admitida como "un punto de partida, pero no como "punto de llegada", ante una falta "clara de diálogo, que debe ser corregida cuanto antes". "Lo primero que uno debe hacer cuando necesita apoyo y ayuda es trabaja con aquellos a quienes pide apoyo y ayuda", recalcó la ministra.

Normas
Entra en El País para participar