Política monetaria

El euro se aleja de mínimos ante la posibilidad de que el BCE suba los tipos 50 puntos básicos

La rentabilidad del bono alemán sube tres puntos básicos, hasta un 1,25%

Christine Lagarde, presidenta del BCE.
Christine Lagarde, presidenta del BCE. Reuters

El Banco Central Europeo abre la puerta a elevar más de 25 puntos básicos los tipos de interés en la reunión de este próximo jueves. La institución se prepara para acometer su primera subida de los tipos de interés en 11 años y podría ser más agresiva de lo previsto según las fuentes consultadas por Bloomberg y Reuters, que reconocen que en el debate del Consejo de Gobierno del BCE estará la posibilidad de elevar la tasa rectora en 50 puntos básicos para frenar la subida de la inflación.

El simple debate sobre esta opción implicaría un cambio en la estrategia del banco central que preside Christine Lagarde que ya hace algunas semanas comentó la posibilidad de acelerar las subidas de tipos en septiembre “si viéramos una mayor inflación que amenazara con desanclar las expectativas de inflación o signos de una pérdida más permanente del potencial económico que limite la disponibilidad de recursos”. En junio la inflación de la zona euro escaló hasta el 8,6% interanual pero Gobiernos y analistas temen que Rusia opte por mantener el corte del suministro del gas a través del gasoducto Nord Stream 1 y dispare aún más los precios energéticos en Europa. Está previsto que las tareas de renovación finalicen este jueves.

Al mismo tiempo, la sombra se cierne sobre la política italiana después de que el primer ministro Mario Draghi presentara su dimisión. Mañana acudirá Draghi al Senado italiano y será entonces cuando se formalice, o no, su cese tras no lograr el apoyo del Movimiento Cinco Estrellas para su paquete de reformas con el que hacer frente al alza de los precios.

La posibilidad de una mayor subida de los tipos por parte del BCE llevó al euro a subir un 0,9%, hasta los 1,02 dólares. Desde los mínimos de la pasada semana, que le llevaron a la paridad frente al dólar por primera vez en 20 años, la divisa rebota un 2,8%.

También subió la rentabilidad del bono alemán a diez años, que se situó en el 1,28%, seis puntos básicos más que un día antes. Menor fue la subida experimentada por el bono español, de cuatro puntos básicos, y cuya rentabilidad alcanzó el 2,48%. Mientras que el italiano repuntó levemente, hasta el 3,32%.

Desde ING, apuntan que el BCE no está contento con un euro débil, pero su capacidad para ofrecer un apoyo sostenible a la moneda puede seguir siendo limitada. Además, aseguran que los mensajes que lance la institución este jueves pueden “caer ligeramente por debajo de las expectativas del mercado y desencadenar algunos cambios moderados en la curva del euro”.

Vincent Chaigneau, jefe de análisis de Generali Investments, apunta que “el BCE tiene un único mandato principal –la inflación– a diferencia de la Fed (inflación y empleo). Sin embargo, el BCE siempre ha considerado la estabilidad de la zona euro como una de sus prioridades: es la esencia de su existencia. No había conflicto de objetivos cuando la inflación era sistemáticamente demasiado baja (...) La situación actual es mucho más complicada, ya que imprimir dinero se consideraría contrario a reconducir la inflación hacia el objetivo del 2%”.

Normas
Entra en El País para participar