Coyuntura

Microsoft explica por qué pese a la incertidumbre económica tiene que subir salarios

Directivos de Microsoft y Tesla coinciden en el mensaje de que cada vez menos gente se incorpora al mercado laboral en EE UU, lo que obliga a pagar más aunque se hagan menos contratos

El presidente de Microsoft, Brad Smith
El presidente de Microsoft, Brad Smith REUTERS

Estados Unidos se enfrenta al momento económico más delicado desde la recesión de 2008, una vez superada la pandemia, pero con el telón de fondo de la guerra de Ucrania y con la inflación desbocada. Además de las incertidumbres económicas, los directivos de grandes tecnológicas advierten de otro problema añadido: el escaso crecimiento de la población dispuesta a trabajar. Y así lo han advertido directivos de Microsoft y de Tesla, que ven en ese freno uno de los mayores riesgos de la historia del país.

Según datos de Reuters, el aumento de la población estadounidense en edad de trabajar de unos 5 millones de personas registrado cada cinco años desde 1950 ha cambiado. Ya en el período entre el año 2016 y 2020, el crecimiento se redujo a 2 millones. Ahora, tras la pandemia, la tendencia se acentuado. Desde el Covid, millones de estadounidenses descontentos con su trabajo o su salario, renunciaron a él, un movimiento que se ha conocido como la Gran dimisión.

De esta forma, las empresas estadounidenses se enfrentan a una “nueva era” en la que cada vez hay menos personas que se incorporan al mercado de trabajo y la presión para de subir los sueldos puede llegar a ser “permanente”, dijo el presidente de Microsoft, Brad Smith, en una entrevista con Reuters.

Microsoft no ha sido la única gran empresa tecnológica que ha advertido sobre el frenazo económico que acecha a Estados Unidos. Mark Zuckerberg, primer ejecutivo de Meta, dueña de la red social Facebook, declaró recientemente que Estados Unidos podría enfrentarse a “una de las peores recesiones que hemos visto en la historia reciente”. También Google ha señalado que desacelerará el ritmo de contratación para el resto del año, ante las inciertas perspectivas de la economía.

El problema de la falta de trabajadores agrava además estas expectativas. Para Brad Smith, de Microsoft, la escasez de nueva mano de obra en el mercado laboral “explica en parte por qué se puede tener un bajo crecimiento y una escasez de mano de obra al mismo tiempo. Simplemente, no hay tanta gente que entra en el mercado trabajo”.

Ante la necesidad de encontrar trabajadores cualificados en un mercado escaso, Microsoft ha aumentado los salarios al mismo tiempo que ha reducido el ritmo de las contrataciones e incluso ha llevado a cabo recortes de puestos de trabajo en ciertas áreas de la empresa.

El mercado laboral mientras sigue arrojando datos positivos. El Departamento de Trabajo de EE UU señaló que en el mes de junio los empresarios siguieron subiendo los salarios, forzados por una alta inflación, y contratando más trabajadores de lo previsto. Las expectativas de más alzas de tipos sin embargo auguran un frenazo en otoño. Por otro lado, la tasa de actividad, del 62,2%, sigue siendo inferior al nivel anterior a la pandemia, del 63,4%.

El asunto de la escasez de mano de obra ya lo advirtió Elon Musk, el polémico primer ejecutivo de Tesla, quien recientemente hizo una oferta por Twitter que luego retiró. Musk declaró a finales del año pasado que uno de los mayores riesgos para la civilización “es la baja tasa de natalidad y la natalidad de disminución rápida”. Musk tiene nueve hijos.

Smith señala que está de acuerdo con Musk “en el problema” pero que en ningún caso “estoy recomendando la misma solución”.

Las empresas buscan atraer trabajadores de tecnologías de la información

  • Apple. Después de las advertencias de Meta y de Google sobre las perpectivas económicas, Apple se ha convertido en una nueva de las grandes tecnológicas que disminuirá el ritmo de contrataciones de empleados ante la incertidumbre, según ha informado Bloomberg. Ninguna de las grandes empresas, salvo Microsoft, se plantea despidos. Al menos, de momento, y no de forma generalizada, pero sí está sobre la mesa el control de los costes, lo que pasa por reducir la expansión de las plantillas.
  • TI. La economía de Estados Unidos añadió 25.000 puestos de trabajo en el sector de las tecnologías de la información en junio, lo que sitúa esa categoría con 105.000 empleados más que justo antes de la pandemia, según datos del departamento de Trabajo. Los sueldos de este sector también han crecido, ante la falta de empleados cualificados.
  • Biden. El presidente de Estados Unidos dio en junio de 2021, antes de que estallara la guerra en Ucrania, un consejo a los empresarios para atraer y retener a sus mejores trabajadores: “Paguen más”. Pero aquellas declaraciones, que provocaron una sacudida empresarial, se producían en otro momento económico: la energía no presionaba los precios, y la inflación no estaba aún en los niveles que ha alcanzado recientemente (9,1% en junio en EE UU).
Normas
Entra en El País para participar