'Delivery'

Deliveroo rebaja su pronóstico de crecimiento por el impacto de la inflación en su negocio

La plataforma de entrega de comida a domicilio advierte sobre unas "perspectivas cautelosas" debido a que los consumidores gastan menos en artículos no esenciales

Un repartidor de Deliveroo en Londres.
Un repartidor de Deliveroo en Londres.

La empresa británica de reparto de comida a domicilio Deliveroo ha revisado a la baja su previsión de crecimiento para todo el año debido al impacto de la inflación, que hará que los consumidores gasten menos en artículos no esenciales, como la comida para llevar.

Las acciones de la compañía, que han perdido más de tres cuartas partes de su valor desde que salió a cotizar en marzo de 2021 a 390 peniques (y un 60% desde inicios de este año), bajaron un 3% hasta los 82,4 peniques en las primeras horas de este lunes, pero ahora están subiendo en torno a un 6%, alcanzando los 90 peniques.

El grupo, que compite con Just Eat Takeaway y Uber Eats entre otros, ha explicado que el crecimiento del valor bruto de las operaciones (GTV) para el conjunto del ejercicio fiscal 2022 estará en un rango de entre el 4% y el 12%, frente a la anterior horquilla de entre el 15% y el 25%, sin tener en cuenta el impacto del tipo de cambio.

Deliveroo, que opera en 11 mercados de todo el mundo con 190.000 conductores, señaló que se enfrenta a "una perspectiva más cautelosa", después de que sus resultados financieros en el mismo trimestre de 2021 se vieran impulsados por un aumento de pedido de comida a domicilio debido a los confinamientos relacionados con la pandemia. 

No obstante, la empresa, que salió de España en noviembre pasado coincidiendo con la aprobación de la ley de riders, ha confirmado su orientación de margen de resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado para 2022 en un rango del -1,5% a -1,8% del GTV, frente al -2% del año fiscal 2021 y el -3,2% del segundo semestre de 2021.

En los seis primeros meses del ejercicio, la plataforma registró un crecimiento interanual del 7% del GTV, hasta los 3.560 millones de libras esterlinas (4.187 millones de euros). Sin embargo, en el segundo trimestre, el crecimiento se limitó al 2% desde el 12% observado en los tres primeros meses del ejercicio, incumpliendo las expectativas de los analistas. 

En concreto, en el segundo trimestre el crecimiento del GTV de Deliveroo en Reino Unido e Irlanda se ralentizó al 4% desde el 12% del primer trimestre, mientras que a nivel internacional fue del 1% en vez del 11% del primer trimestre. Y es que, debido a la inflación, los ciudadanos están reduciendo sus compras. 

En este sentido, añadió que, en el segundo trimestre de 2022, el crecimiento de los pedidos fue del 3% interanual, mientras que el GTV por pedido se redujo ligeramente respecto al año anterior, cuando los tamaños de los encargos aumentaron durante los cierres aún en vigor durante parte del segundo trimestre de 2021. 

Según la compañía, esto refleja "el impacto del aumento de los vientos en contra de los consumidores" durante este pasado trimestre. El crecimiento del GTV fue del 70% en 2021, cuando los cierres del Covid-19 impulsaron la demanda. Pero es que, como recoge el Financial Times, el coste promedio de una comida para llevar ha aumentado un 8% en promedio desde principios de año, según Takeanalytics, un equipo de investigación que rastrea las aplicaciones de reparto de comida.

Los analistas de Jefferies indicaron que la orientación implicaba una pérdida para todo el año de 118 millones de libras (unos 140 millones de euros). "La dirección confía en la capacidad de la empresa para adaptarse financieramente a un entorno macroeconómico que cambia rápidamente, a través de mejoras en el margen bruto, un gasto de marketing más eficiente y un estricto control de los costes", han añadido desde Deliveroo. El pasado marzo, la compañía había dicho que alcanzaría el punto de equilibrio en unos dos años. 

La advertencia de Deliveroo es la última prueba de que las plataformas de entrega de comida a domicilio están luchando por recuperar el crecimiento tras verse beneficiadas con la pandemia. Su rival Just Eat Takeaway ha perdido más de la mitad de su valor en Bolsa desde enero. 

Normas
Entra en El País para participar