Bad Bunny, el cantante más rentable de la nueva industria musical

El puertorriqueño se habría embolsado al menos unos 8,4 millones de dólares en Spotify y unos 3,6 millones de dólares en Youtube, desde mayo

Bad Bunny, en su presentación en Miami durante su gira 'El último tour del mundo', en abril.
Bad Bunny, en su presentación en Miami durante su gira 'El último tour del mundo', en abril.

A Benito Martínez, el empaquetador en supermercados, y su alias Bad Bunny les separa un patrimonio estimado en unos 18 millones de dólares (unos 17,8 millones de euros): la fortuna que ha amasado el cantante puertorriqueño en poco más de un lustro, tras convertirse en el rey del streaming. El reguetonero es el artista más escuchado en Spotify y Youtube, las dos grandes plataformas de la nueva era musical.

Su último desafío a la industria ha llegado bajo el título 'Un verano sin ti', el álbum más reciente de Bad Bunny que ha generado casi 3.000 millones de reproducciones en Spotify y ha vendido más de 1,4 millones de copias desde su lanzamiento el pasado 6 de mayo.

En la nueva industria musical dominada por el streaming y las redes sociales, la banda sonora de unos 62 millones de oyentes mensuales —solo en esta plataforma— se mueve al ritmo del rapero de 27 años. Las canciones de Bad Bunny aparecieron en el top 100 de Spotify más veces en los últimos dos meses que las de Harry Styles, Olivia Rodrigo, Drake y Kendrick Lamar juntos.

El dominio del reguetonero se replica en Youtube, donde suma 1.200 millones de visualizaciones en los últimos dos meses: seis veces más que el grupo de K-pop BTS (183,9 millones) y casi siete más que Shakira (175 millones), según la lista de los 25 artistas más influyentes del mundo, elaborada por Bloomberg. Así, cada play de sus canciones en estas plataformas suma dólares a la fortuna de Bad Bunny. Por ejemplo, Spotify paga entre 0,003 y 0,005 dólares por reproducción; mientras que YouTube paga entre 0,003 y 0,007 dólares por reproducción.

Según estas cifras, el cantante puertorriqueño se habría embolsado al menos unos 8,4 millones de dólares (2.800 reproducciones) en Spotify y unos 3,6 millones de dólares en Youtube, desde mayo. La web Royalties Calculator, que hace una estimación de las ganancias que obtienen varios artistas en algunas plataformas de streaming, estima que Bad Bunny tiene unas ganancias mínimas mensuales de 197.800 dólares mensuales y de 2,37 millones de dólares al año, en Spotify.

El favorito de Spotify

Con 'Un verano sin ti', en apenas dos meses, el cantante ha pulverizado las esperanzas de otros grandes ligas de la música, como Harry Styles o Beyoncé, de coronarse con la canción del verano. De hecho, Bad Bunny duplica al cantante británico, que recoge unas 1.400 millones de reproducciones en Spotify, mientras que la estadounidense se queda fuera de la lista de los 25 artistas más escuchados mundialmente elaborada por Bloomberg. 

Además, su éxito se traslada inquebrantable al medirse con la industria tradicional. Bad Bunny venció a todos los sellos discográficos de la industria, siendo el más cercano Columbia, que lideró las canciones de más de una docena de artistas, incluidos Harry Styles, Lil Nas X, Adele y The Kid Laroi. Las canciones de Bad Bunny aparecieron más del doble de veces que los actos de Atlantic, la disquera de Ed Sheeran, Bruno Mars, Cardi B, Lizzo y Jack Harlow.

Normas
Entra en El País para participar