Más de 16.000 euros al mes por grabar y subir ruidos a Spotify

Una secadora, las olas del mar, una aspiradora... Los podcasts de este tipo de sonidos se han transformando en todo un éxito

Los usuarios los usan para relajarse o dormir a sus hijos

Un bebé en manos de su padre.
Un bebé en manos de su padre. Getty Images

Aplicaciones como Spotify ofrecen una gran variedad de podcasts. Los hay de deportes, investigaciones periodísticas, series de ficción narradas o, incluso, sobre ruidos varios. Estos últimos pueden ir desde el sonido de la olas, el traqueteo de un tren, una aspiradora o unos grillos, y se están transformando en un éxito de reproducciones. Según Bloomberg, este white noise o ruido blanco puede suponer ganancias de más de 16.000 euros mensuales a las personas que se dedican a grabarlos y ponerlos a disposición del público.

Es el caso de Todd Moore, un hombre de Florida que dejó su empleo en ciberseguridad en 2009 para dedicarse exclusivamente al desarrollo de una aplicación llamada White Noise. Una década después, en 2019, lanzó un podcast denominado Tmsoft’s White Noise Sleep Sounds, que hoy recibe más de 50.000 escuchas diarias. Para hacer este podcast, Moore usó Anchor, un software de creación de podcasts que Spotify compró en 2019 en una operación en la que también se hizo con la productora Gimlet, a cambio de 340 millones de dólares (unos 319,3 millones de euros al cambio actual).

Hoy, Moore tiene un equipo de personas que trabajan para él con los que cuelga ruidos y sonidos relajantes por los que cobra una suscripción. Sin embargo, la mayoría de sus oyentes optan por reproducir sus audios de manera gratuita, por lo que llevan publicidad. Para evitar que los anuncios interrumpan los audios, Moore decidió incluir solo publicidad pre-roll.

Hay que destacar que este tipo de sonidos cotidianos son diferentes a los conocidos como ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma, por sus siglas en inglés), que también cuentan con millones de visitas en plataformas como Youtube. La diferencia es que en estos vídeos, los youtubers del ASMR, que cuentan con millones de suscriptores en sus canales, se dedican a tocar diferentes superficies para producir sonidos que relajen o exciten al oyente.

Otro caso de éxito en el mundo del ruido blanco es el de Brandon Reed, un empleado de Walt Disney que en 2019 comenzó a hacer podcasts con Anchor. Actualmente, cuenta con 100.000 oyentes, según indica Bloomberg. “Ni siquiera tenía la intención de que la gente escuchara esto”, señala Reed, quien empezó con el ruido blanco para tener sonidos con los que relajar a su bebé.

El año pasado, llegó a estar entre los 15 podcasts más escuchados de Spotify. Sus oyentes, explica Reed, son muy fieles e incluso le afean si hace cambios. Una vez, indica, cambió la frecuencia de un sonido estático y un seguidor le pidió por favor que volviese a dejarlo como estaba porque era la única forma que tenía de hacer dormir a su hijo.

Normas
Entra en El País para participar