6 fotos

Picones de María, el acierto de una casa de comidas

Con apenas seis mesas, este discreto restaurante, regentado por un matrimonio, ofrece una cocina cuidada

  • En plena pandemia, un restaurante con un pequeño comedor de apenas seis mesas, abierto en 2018 al lado de la madrileña plaza de Castilla, se convirtió en objeto de deseo al ser casi imposible encontrar mesa y disponer de una de las listas de espera más grandes de la capital.
    1Brioche de caviar y velo ibérico.  En plena pandemia, un restaurante con un pequeño comedor de apenas seis mesas, abierto en 2018 al lado de la madrileña plaza de Castilla, se convirtió en objeto de deseo al ser casi imposible encontrar mesa y disponer de una de las listas de espera más grandes de la capital.
  • Una de las razones del éxito de Picones de María era el acertado tándem que formaba el cocinero Jorge Muñoz, con experiencia en Mugaritz y en La Tasquita de Enfrente, y la madre de su novia, la experimentada cocinera y propietaria María Meño.
    2Ventresca de bonito sobre bilbaína. Una de las razones del éxito de Picones de María era el acertado tándem que formaba el cocinero Jorge Muñoz, con experiencia en Mugaritz y en La Tasquita de Enfrente, y la madre de su novia, la experimentada cocinera y propietaria María Meño.
  • Al frente de la sala, el también propietario, Jesús Peinado, que sigue al pie del cañón, sobre todo tras la repentina marcha de Muñoz del restaurante, explicando con detenimiento cada uno de los platos que se preparan al instante en la cocina. Sabe el oficio, ya que el matrimonio se ocupó durante 13 años de otra casa de comidas en el barrio de Tetuán.
    3Anchoa de Santoña con breva.  Al frente de la sala, el también propietario, Jesús Peinado, que sigue al pie del cañón, sobre todo tras la repentina marcha de Muñoz del restaurante, explicando con detenimiento cada uno de los platos que se preparan al instante en la cocina. Sabe el oficio, ya que el matrimonio se ocupó durante 13 años de otra casa de comidas en el barrio de Tetuán.
  • Ofrecen una cocina sencilla, bien ejecutada, con un producto de temporada y un surtido de platos que bien pueden considerarse clásicos. En este grupo se encuentran la ensaladilla, que se ensambla cuando la pide el comensal (12,20 euros la ración, 7,30 euros la degustación); las croquetas de cecina ahumada (14,60 euros), y la tortilla de patata al estilo del casino de Lesaka con piparras (17,50 euros).
    4Tortilla estilo Lesaka con piparras. Ofrecen una cocina sencilla, bien ejecutada, con un producto de temporada y un surtido de platos que bien pueden considerarse clásicos. En este grupo se encuentran la ensaladilla, que se ensambla cuando la pide el comensal (12,20 euros la ración, 7,30 euros la degustación); las croquetas de cecina ahumada (14,60 euros), y la tortilla de patata al estilo del casino de Lesaka con piparras (17,50 euros).
  • Entre los bocados yodados, ostra en escabeche de gallina (4,8 euros) o la sardinita ahumada con papada de ibérico y corteza (3,75 euros). Del mar, atún rojo de almadraba gaditano sobre una vizcaína (20 euros) o gamba de cristal de Huelva con huevo frito (10,80 euros).
    5Atún de almadraba sobre vizcaína. Entre los bocados yodados, ostra en escabeche de gallina (4,8 euros) o la sardinita ahumada con papada de ibérico y corteza (3,75 euros). Del mar, atún rojo de almadraba gaditano sobre una vizcaína (20 euros) o gamba de cristal de Huelva con huevo frito (10,80 euros).
  • De la tierra, tomate del Mediterráneo con cecina y galmesano –queso de larga maduración gallego– (15,30 euros). Siempre en el repertorio: terrina de oreja a la plancha sobre salsa brava (9,40 euros) y las mollejitas de lechal glaseadas con yema de huevo (14,60 euros). Los guisos y estofados tampoco faltan: carrillada ibérica al oporto (8,20 euros). Ni la codorniz de Las Landas estofadas en escabeche (16,20 euros), ni la chuleta de vaca madurada (72,40 euros). De postre, el flan con aceite koroneiki (5,90 euros). Los jueves de frío sirven uno de los cocidos más demandados de Madrid. Correcta carta de vinos. Picones de María: Simancas, 12. Madrid. Tel. 914 599 909. www.piconesdemaria.com.
    6Anguila ahumada y gamba de Huelva. De la tierra, tomate del Mediterráneo con cecina y galmesano –queso de larga maduración gallego– (15,30 euros). Siempre en el repertorio: terrina de oreja a la plancha sobre salsa brava (9,40 euros) y las mollejitas de lechal glaseadas con yema de huevo (14,60 euros). Los guisos y estofados tampoco faltan: carrillada ibérica al oporto (8,20 euros). Ni la codorniz de Las Landas estofadas en escabeche (16,20 euros), ni la chuleta de vaca madurada (72,40 euros). De postre, el flan con aceite koroneiki (5,90 euros). Los jueves de frío sirven uno de los cocidos más demandados de Madrid. Correcta carta de vinos. Picones de María: Simancas, 12. Madrid. Tel. 914 599 909. www.piconesdemaria.com.