Turismo

Caos aeroportuario en Europa: estos son los destinos con más retrasos y cancelaciones

El aeropuerto de Bruselas encabeza la lista de los más impuntuales, con más del 70% de los vuelos retrasados

Pasajeros en la T2 del aeropuerto París Charles de Gaulle.
Pasajeros en la T2 del aeropuerto París Charles de Gaulle. REUTERS

Con la llegada de la temporada de vacaciones de verano, los aeropuertos europeos se han visto sobrepasados por la demanda de viajeros deseosos de retomar el turismo tras la pandemia. Esto, sumado a la escasez de personal, ha desembocado en interminables colas de seguridad, y retrasos y cancelaciones de vuelos en numerosos aeropuertos de Europa.

Según la agencia de viajes online Hopper, el aeropuerto de Bruselas encabeza la lista de peores destinos para estas vacaciones de verano, con el 72% de los vuelos retrasados en lo que va de julio. La cifra contrasta con el aeropuerto de Bérgamo, que se posiciona como el aeropuerto más puntual, con tan solo un 3% de retrasos en este mismo periodo. 

Teniendo en cuenta únicamente las cancelaciones, el aeropuerto de Fráncfort es el aeropuerto europeo que alcanza un mayor porcentaje, con un 7,8% de vuelos anulados, muy por encima del resto. En segundo lugar estaría el aeropuerto de Schipol (Ámsterdam) con un 5,2%.

Cuatro aeropuertos españoles se han colado entre la lista de los 10 mejores: Gran Canaria, con un 8% de retrasos y solo un 0,3% de cancelaciones; Madrid-Barajas, con un 19% de retrasos y un 0,4% de cancelaciones; Málaga, con un 24% de retrasos y un 3,3% de cancelaciones; y Alicante, que registra un 20% de retrasos y un 3,4% de cancelaciones. Este destino empata en puntualidad con Marsella, pero el aeródromo francés registra solo un 2% de cancelaciones.

No hay ningún aeropuerto español entre los peores, pero sí el de Lisboa, con un 65% de vuelos retrasados en julio (4,8% de anulaciones), una falta de puntualidad igual a la de Budapest.

Por su parte, el aeropuerto londinense Heathrow ni siquiera está entre los 10 peores aeropuertos de Europa, como sí están otros dos aeródromos londinenses: Gatwick y Luton (59% y 66% de retrasos, respectivamente). Hay que tener en cuenta, no obstante, que Heathrow, cuyo índice de retrasos es del 51%, tiene un tráfico muy superior a la media, y la clasificación de Hopper se basa en porcentaje de retrasos, no en el número de personas afectadas. Dicha clasificación está, de hecho, enfocada en la probabilidad de que se produzcan retrasos.

Asimismo, las cifras son promedios de los nueve primeros días de julio; en sus peores días de viaje, los retrasos de Heathrow alcanzaron el 62% de los vuelos, lo que lo habría situado en la lista de los 10 peores aeropuertos, con miles de viajeros afectados.

“Siempre que se produzca la cancelación del vuelo, incluso si se debe por motivos extraordinarios o causas de fuerza mayor, las aerolíneas tienen que devolver el importe del billete o proporcionarnos un transporte alternativo en unas condiciones comparables", explica FACUA. "Además, el pasajero puede solicitar otras indemnizaciones por daños y perjuicios, por ejemplo, si perdemos un vuelo de enlace, o si tenemos un hotel contratado. Si íbamos a coger ese vuelo para ir a visitar a un familiar enfermo, se puede reclamar una indemnización por ese daño moral".

"En el caso de que no haya sido una cancelación por motivos extraordinarios, las aerolíneas deben indemnizar a los pasajeros con entre 250 y 600 euros en función de los kilómetros que tiene el vuelo y del tipo de vuelo que sea. (...) También tienen la obligación de darnos comida y bebida suficiente en el caso de que el retraso nos obligue a estar un periodo largo de tiempo en el aeropuerto. Y si el vuelo saliera como mínimo un día después de lo que inicialmente estaba planeado, deben darnos alojamiento, y transportarnos del aeropuerto al hotel y viceversa, para poder coger el siguiente vuelo".

Los datos de Hopper se recogen a través de Official Aviation Guide, un proveedor líder de información digital sobre vuelos y análisis para aeropuertos, aerolíneas y empresas de tecnología de viajes, cuyo objetivo es mantener a los clientes informados sobre las interrupciones en sus rutas reservadas. Las cifras, que reflejan un desfase de tres días, están más actualizados que cualquier otra fuente de datos pública.

Normas
Entra en El País para participar