Crónica de la Bolsa

El Ibex retrocede un 0,9% y se aferra a los 8.100 puntos

La economía estadounidense crea 372.000 puestos de trabajo en junio

Mapamundi Bolsas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los temores de recesión pesan sobre los mercados. Aunque en las últimas sesiones los operadores del mercado han puesto en precio la posibilidad de que los bancos centrales se vean obligados a frenar el ritmo de subida de tipos en el segundo semestre de 2023, los datos de empleo de la economía estadounidense indican lo contrario. La fortaleza mostrada por el mercado laboral estadounidense da margen para que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, repita su estrategia y eleve los tipos en 75 puntos básicos dentro de dos semanas. Esto fue suficiente para que, tras horas de indecisión, el Ibex 35 concluyera el viernes con una caída del 0,27%. Aunque el selectivo español logró salvar los 8.100 puntos, en las últimas cinco jornadas retrocede un 0,93%, descensos que en lo que va de año se amplían al 7%.

Como ya ocurrió a lo largo de la semana, la Bolsa española se desmarcó de la tendencia alcista imperante en el resto de índices europea. Aunque la economía alemana vive expectante de las decisiones de Rusia en lo que a suministros respecta, el Dax sumó un 1,58% semanal. Por encima se situaron el Cac francés (1,72%), el Mib italiano (1,96%) y el Euro Stoxx (1,69%), índices que supieron sacar partido de la debilidad del euro. Fuera de la eurozona, el FTSE británico, que esta semana ha tenido que hacer frente a la dimisión del primer ministro, sumó un 0,38%.

El peor desempeño del Ibex 35 frente a sus comparables europeos se debió en gran medida al comportamiento de la banca. Aunque las expectativas de subida de tipos son el gran aliciente para la mejora de los márgenes, las alertas de recesión hacen temer la contracción del crédito. Con esta idea planeando sobre las Bolsas, Bankinter cedió un 12,6% semanal, mientras Sabadell bajó un 11,2%; CaixaBank, un 9,42% y Santander, 2,65%. Solo BBVA se desmarcó de esta tendencia tras subir un 1,94%.

En una jornada en la que se conoció que la economía estadounidense creó 372.000 puestos de trabajo en junio, por encima de los 265.000 que esperaba el consenso, al cierre de los mercados europeos Wall Street retrocedía un 0,5% el viernes. Aunque el mercado laboral sigue sin dar signos de desaceleración los estrategas de Bank of America y Morgan Stanley han advertido de que la desaceleración del crecimiento económico podría ser peor de lo esperado, lo que aumentaría la presión sobre el S&P 500 en el segundo semestre. Con la vista puesta en los próximos dos meses, los expertos creen que el índice estadounidense oscilará entre los 3.800-4.200 puntos, niveles que ya ronda después de registrar una caída superior al 15% en lo que va de año.

A dos semanas de que el BCE proceda a la primera subida de tipos en 11 años, la posibilidad de que el arma contra las primas de riesgo no esté lista este mes ha despertado la inquietud entre los inversores. La deuda de los países periféricos es la que más la siente. El rendimiento de la deuda española a 10 años subió 14 puntos básicos en la semana, hasta el 2,4%, mientras la italiana avanzó 19 y ronda el 3,3%. La deuda alemana no queda al margen de esta tendencia y por efecto contagio de la estadounidense sube 11 puntos básicos, hasta el 1,34%. Al otro lado del Atlántico la cada vez más probable subida de 75 puntos básicos de los tipos a finales de mes llevó a la deuda estadounidense a 10 años a situarse por encima del 3%.

Las promesas de nuevas medidas para impulsar la economía China reflotó los precios del crudo. El Brent, que a lo largo de la semana llegó a perder 100 dólares, recupera fuerzas y el viernes sumó su segunda sesión al alza hasta los 106 dólares.

Normas
Entra en El País para participar