Financiación

El Tesoro paga por las letras a seis meses por primera vez desde 2015

Coloca 5.334 millones en letras a seis y 12 meses a tipos más altos

Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro.
Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro.

El BCE aún no ha subido los tipos, pero las tensiones inflacionistas y las expectativas de normalización están agitando el mercado de deuda. Aunque en las últimas semanas el compromiso de Christine Lagarde de poner en marcha un mecanismo para evitar la fragmentación de la zona euro y contener las primas de riesgo ha servido para frenar el alza de los rendimientos, el encarecimiento de los costes de financiación ha seguido su curso. Una tendencia que se ha traslado por igual a los emisores público y privados.

Dentro primer grupo el resultado logrado por España en la subasta de letras de este martes es un buen ejemplo. Un día después de que el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, señalara que tras la subida de tipos en julio en septiembre la institución podría repetir el movimiento, el Tesoro ha captado 5.334 millones en letras a seis y 12 meses. Aunque en mayo el organismo que pilota Carlos Cuerpo volvió a pagar por la deuda a un año por primera vez desde el estallido de la pandemia, hoy el fin de los rendimientos negativos se ha extendido a las letras a seis meses, algo que no sucedía desde 2015. En deuda a este plazo España ha vendido 1.149,03 millones al 0,134%, frente al -0,055% de la puja anterior. En letras a 12 meses se han adjudicado 4.184,94 millones al 0,702%, superior al 0,504% previo.

Pese al repunte de los rendimientos los inversores siguen mostrando apetito por la deuda española y más ahora que no se ven obligado a pagar por comprar títulos. La demanda conjunta de ambas referencias ha ascendido a los 10.954 millones, más del doble de lo ofertado. El jueves el Tesoro volverá a probar suerte, pero esta vez con una emisión de bonos y obligaciones en la que espera colocar 4.250 millones.

Normas
Entra en El País para participar