Medidas frente a la crisis

Sánchez aprueba medidas por valor de 9.000 millones con la intención de recortar la inflación en 3,5 puntos

Reduce al 5% el IVA de la luz, un 50% el abono de transporte, suben un 15% las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas y dará 200 euros a autónomos y parados de bajos ingresos

Sánchez aprueba medidas por valor de 9.000 millones con la intención de recortar la inflación en 3,5 puntos
AFP

El Consejo de Ministros extraordinario de este sábado ha dado el visto bueno a un conjunto de medidas para hacer frente a los efectos derivados de la guerra en Ucrania, cuyo principal exponente es la inflación y su traslación a los precios de la energía. De hecho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo que con todas las medidas aprobadas hoy y la prórroga de las existentes la intención es que la inflación pueda recortarse en 3,5 puntos.

Sánchez cifró el esfuerzo que va a realizar el Ejecutivo con el nuevo decreto en 9.000 millones de euros, de los que 5.500 son gastos para proteger a las familias y a los grupos más vulnerables y 3.600 millones que se corresponden a la reducción de ingresos derivadas de las rebajas fiscales.

El presidente del Gobierno elevó hasta cerca 15.000 millones de euros el coste de los dos decretos puestos en marcha hasta el próximo 31 de diciembre.

Como medidas más destacadas el Gobierno ha aprobado la reducción del IVA de la luz del 10% al 5%, una rebaja del 50% del abono transporte y un cheque de 200 euros para autónomos y parados de bajos ingresos, además de la prórroga de la rebaja de 20 céntimos en el precio del litro de los combustibles.

Sin embargo, una de las medidas más esperadas era la forma en que se iban a gravar los beneficios extraordinarios de las energéticas. El presidente del Gobierno adelantó que el Ejecutivo en las próximas semanas trabajará en una proposición de Ley para que entre en vigor el próximo 1 de enero de 2023, pero se devengará por el ejercicio fiscal de 2022.

Cheque

La otra medida estrella, sobre la que existía cierta incertidumbre era la puesta en marcha de un cheque de ayuda. Finalmente, la decisión adoptada es que esta ayuda sea de 200 euros para asalariados, autónomos y parados de bajos ingresos.

Se trata de un pago único de 200 euros, medida que beneficiará a 2,7 millones de personas. Para su percepción los beneficiarios deben residir en hogares en los que la suma de las rentas sea inferior a los 14.000 euros en 2021 y el patrimonio descontando la vivienda habitual, no supere los 43.196 euros.

Estarán excluídos los perceptores del Ingreso Mínimo Vital o reciban pensiones

Además, recorta un 50% los abonos transporte de carácter estatal y un 30% los emitidos por comunidades y ayuntamientos. Todo ello a partir del 1 de septiembre y hasta el 31 de diciembre, abriendo el camino para que estos órganos de Gobierno hagan lo propio para igualar la ayuda estatal.

El presidente del Gobierno adelantó una subida del 15% en las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez, lo que supone del orden de 60 euros al mes.

Tras haber estado negociando las medidas con los socios de Gobierno, hasta prácticamente esta mañana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció tras la reunión del Gobierno de hoy para explicar la batería de medidas que el Ejecutivo va a poner en marcha, y que estarán en vigor hasta el próximo 31 de diciembre.

La prórroga también incluye ayudas directas a sectores como el transporte, el ganadero y el lácteo, o la prohibición de subir los alquileres por encima del 2%. También se contempla prorrogar el incremento del 15% del ingreso mínimo vital, o el aumento de los beneficiarios del bono eléctrico.

En el mercado de la luz se prolongará la reducción del impuesto especial eléctrico del 5,11% al 0,5%, el mínimo legal, y se suspenderá el impuesto especial de generación, que tenía un gravamen del 7%.

Entre otras medidas, se amplían las ayudas en el sector agrario para hacer frente a la sequía y se mantiene el IVA reducido del 4% para las mascarillas quirúrgicas.

IVA de la luz

Con el fin de abaratar el coste del recibo de la luz, el Ejecutivo ha aprobado una nueva rebaja en el IVA aplicado a la electricidad, que pasará del 10% al 5%. Se trata del segundo recorte para la luz en menos de un año, después de que el verano pasado el Gobierno rebajara el tipo de tributación general del 21%, al tipo reducido del 10%.

Esta rebaja del 10% al 5%, según los cálculos que ofrece el Ministerio de Hacienda, tendrá un coste aproximado de 220 millones de euros al trimestre. Si el descuento se computa desde el tipo general del 21% al reducido del 5%, el coste sumaría otros 380 millones de euros. Es decir, un total de 600 millones.

La rebaja en vigor de 20 céntimos de euro por litro de carburante también seguirá en vigor hasta final de año, con carácter general, es decir, sin que finalmente se aplique en función del nivel de renta como llegó a plantearse en algún momento. Esta ha sido una de las medidas más controvertidas desde su puesta en marcha por las quejas de las pequeñas gasolineras, que debían adelantar la rebaja que con posterioridad les sería reembolsada por la Agencia Tributaria.

Desde entonces los precios han ido registrando sucesivos máximos de precios hasta superar los dos euros por litro, tanto en la gasolina como el gasóleo, lo que ha venido generando suspicacias sobre la posibilidad de que las petroleras se hayan comido la rebaja de los 20 céntimos.

Precisamente ayer la presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), Cani Fernández afirmó no están detectando incrementos de precio que haya supuesto “comerse” dicha bonificación aprobada el pasado 1 de abril.

Llamamiento político

Sobre la convalidación del paquete de medidas en el Congreso, Sánchez ha afirmado que a lo largo de la pandemia el Gobierno de España ha tratado de buscar el "máximo apoyo y unidad entre todos los grupos parlamentarios, así como los agentes sociales y las comunidades autónomas".

Por ello, el presidente hace "un llamamiento" a todas las fuerzas políticas, "da igual de qué signo sean", para que convaliden de manera "total y absoluta" este decreto ley, porque "contiene medidas específicas para la clase trabajadora".

"Es un paquete de medidas poderoso y en el que pueden sentirse reconocidos muchos ciudadanos que voten a distintas opciones políticas y eso es lo que hemos querido subrayar también con la aprobación de este decreto ley", ha añadido.

Mensaje

El presidente del Gobierno, cogió como propio el mensaje de su principal socio, al defender que el Gobierno es "muy incómodo" para "determinados poderes económicos" que "tienen sus terminales políticas y mediáticas", y ha asegurado que no van a conseguir "quebrar" al Ejecutivo pese a que "se le golpea mucho".

Así respondió cuando fue preguntado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, acerca de si cree que hay sectores económicos que intentan torpedear la labor del Gobierno de coalición y ponerle palos en las ruedas.

Insistió Sánchez en que esos intereses no les "van a quebrar". "Sabemos para quién gobernamos, para la clase media trabajadora de este país, y ya sabemos que eso molesta a algunos poderes económicos", destacó.

Efecto electoral

El esfuerzo de Pedro Sánchez por acelerar el decreto anticrisis ha coincidido con una semana en la que los dos partidos del Gobierno de coalición están bajo la lupa por la debacle de ambas formaciones en las elecciones andaluzas del domingo 19.

Los populares han insistido en que la victoria contundente de Juan Manuel Moreno Bonilla para conservar San Telmo supone un cambio de ciclo a escala nacional; pero el Ejecutivo de Pedro Sánchez apura el paso para mostrar la fortaleza del Gobierno central con medidas progresistas frente a una inflación que afecta sobre todo a los colectivos más vulnerables.

Esta reunión extraordinaria del Consejo de Ministros de hoy se ha convocado a la finalización de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la que se ha analizado la evolución de las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

Normas
Entra en El País para participar