Indicadores económicos

El crecimiento de las empresas de la zona euro se redujo en junio por el aumento de los precios

La actividad en Alemania y Francia se frenó sustancialmente hasta mínimos de los últimos seis y cinco meses, respectivamente

Imagen de una fábrica en Barcelona.
Imagen de una fábrica en Barcelona.

El crecimiento empresarial de la zona euro se ralentizó sustancialmente, y más de lo esperado, en el mes de julio, ya que los consumidores, preocupados por el fuerte aumento de los precios, han optado por quedarse en casa y aplazar las compras para ahorrar dinero, según el Índice Compuesto de Gestores de Compras (PMI) de S&P Global, que se considera un buen indicador de la salud económica general.

El PMI cayó hasta 51,9 en junio desde el 54,8 en mayo, muy por debajo del 54 previsto por el consenso de Reuters, situándose en su nivel más bajo desde febrero de 2021.

"El crecimiento económico de la zona euro está mostrando signos de flaqueza, ya que la demanda reprimida por la pandemia se está desvaneciendo por el aumento del coste de la vida", señala Chris Williamson, economista jefe de S&P Global.

La inflación de la zona euro alcanzó un récord del 8,1% el mes pasado y aún podría subir más en los próximos meses, por lo que se espera que el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos de interés por encima de cero por primera vez en una década.

El índice compuesto de nuevas empresas cayó a su nivel más bajo en 16 meses, hasta 50, justo el umbral que separa el crecimiento de la contracción, desde el 53,3 anterior.

El PMI que cubre el sector de los servicios cayó a 52,8 desde 56,1, por debajo de las expectativas de 55,5, colocándose en su lectura más débil desde abril de 2021. Y los altos precios hicieron que la demanda de productos manufacturados cayera al ritmo más rápido desde mayo de 2020, en plena pandemia de Covid-19. El PMI manufacturero retrocedió a un mínimo de casi dos años, a 52 desde el 54,6 previo. El sondeo de Reuters había pronosticado una modesta caída a 53,9. Un índice que mide la producción, que alimenta el PMI compuesto, cayó a 49,3 desde 51,3, situándose por debajo de la barrera de 50 por primera vez en dos años.

"La entrada de nuevas empresas se ha estancado, debido a la caída de la demanda de bienes y a una menor demanda de servicios por parte de los consumidores en particular", dijo Williamson. "Al mismo tiempo, la confianza de las empresas ha caído bruscamente a un nivel raramente visto antes de la pandemia desde la contracción económica de la región durante 2012, lo que apunta a una inminente desaceleración a menos que la demanda se reactive", añade.

Alemania y Francia

El crecimiento de la actividad de las empresas en Alemania y Francia se ha frenado sustancialmente en el mes de junio, hasta registrar mínimos de los últimos seis y cinco meses, respectivamente, según el índice compuesto de gestores de compra (PMI), que refleja el crecimiento impacto de la inflación sobre la demanda y la pérdida de casi todo el impulso recibido por el levantamiento de las restricciones contra la Covid-19.

En el caso de Alemania, el PMI compuesto se ha situado en junio en 51,3 puntos, frente a los 53,7 del mes anterior, lo que supone su peor lectura en seis meses, con un resultado de 52,4 puntos del PMI del sector servicios, su nivel más bajo en cinco meses, mientras que el PMI manufacturero se situó en 52 puntos, en mínimos de 23 meses.

"Los datos preliminares del PMI de junio muestran que la economía de Alemania ha perdido prácticamente todo el impulso obtenido con la relajación de las restricciones relacionadas con el virus", ha advertido Phil Smith, economista de S&P Global, para quien la mayor causa de preocupación es la disminución generalizada de la demanda, con una caída cada vez más profunda en los nuevos pedidos de fabricación como consecuencia del aumento de los precios y los elevados niveles de incertidumbre.

De su lado, el PMI compuesto de Francia se ha situado en 52,8 puntos, frente a los 57 de mayo, su peor resultado en cinco meses, con un PMI de servicios de 54,4 enteros, el más bajo en cinco meses, mientras que el PMI manufacturero se ha situado en mínimos de 19 meses, con una lectura de 51 puntos.

Además del impacto de la inflación, en el país galo el deterioro del crecimiento refleja también "un nuevo episodio de incertidumbre política", lo que ha llevado a la confianza empresarial a mínimos de 19 meses, ha indicado Joe Hayes, economista de S&P Global, para quien los datos preliminares del PMI se suman a los riesgos tangibles de recesión en Francia.

Normas
Entra en El País para participar