Capex: los accionistas miran a corto plazo

El proveedor para baterías Umicore pierde casi un décimo de su valor tras prometer 5.000 millones de desem­bolsos en cinco años

Electrolinera de Londres.
Electrolinera de Londres. reuters

Los inversores del belga Umicore han enviado un mensaje preocupante a los grandes gastadores. El proveedor de productos químicos y materiales para baterías de 8.500 millones perdió ayer casi un décimo de su valor tras prometer 5.000 millones de desem­bolsos en cinco años.

Se supone que este capex, el doble de lo que esperaban los analistas, le ayudará a satisfacer la creciente demanda de baterías para coches eléctricos. La firma ha dicho que podría ampliar capital para sostener esa inversión.

Se trata de un cuento con moraleja para el motor, las renovables y otras industrias que también están a punto de invertir para la transición verde. Umicore calcula que las nuevas inversiones le ayudarán a duplicar sus ingresos de aquí a 2030. Pero los accionistas parecen ignorar esos beneficios a largo plazo y centrarse en el daño a corto. La acción ha caído un 30% en 12 meses. Su valor es menos de 8 veces el ebitda de 2021. La lección es que aumentar el gasto en un mercado bajista puede salir caro.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías