Six Senses Ibiza estrena dos mansiones a 15.000 euros la noche

Ubicadas al norte de la isla, cuentan con cinco y diez habitaciones cada una de ellas

El exclusivo hotel, perteneciente al grupo IHG, abre 21 residencias privadas

Foto: Vista de la mansión Cliffhanger, de cinco habitaciones. Hotel Six Senses Ibiza.

El hotel Six Senses Ibiza, al norte de la cotizada isla, en Cala Xarraca, da un paso más en su concepto de hotelería de lujo exclusiva. Un año más tarde de su apertura, estrena su nueva colección de 19 residencias y dos exclusivas mansiones, aumentando el inventario de habitaciones del complejo hotelero hasta 137 llaves.

De tres a diez dormitorios, estas villas están diseñadas para acoger a familias y grupos. Los precios de las residencias parten de los 3.250 euros, en temporada baja, y los 6.575 euros, en temporada alta. Las mansiones se ofrecen a partir de 10.020 euros, en temporada baja, y los 15.000 euros, en temporada alta. Y son las joyas del complejo.

Salón de la mansión Cliffhanger.
Salón de la mansión Cliffhanger.

Las dos villas privadas más exclusivas, por tamaño y ubicación, se encuentran en altura en los extremos norte y sur del resort: Pinnacle, de diez dormitorios, y Cliff­hanger, de cinco dormitorios. La primera ofrece 858 metros cuadrados de espacio habitable interior y 655 metros cuadrados de espacio privado al aire libre. El dormitorio principal se abre a una gran terraza privada con bañera independiente que ocupa un lugar central con vistas a la bahía.

La segunda recibe su nombre por su posición suspendida sobre los acantilados, ofreciendo vistas ininterrumpidas de la hermosa bahía a través de ventanales hasta el techo. Esta mansión ocupa 453 metros cuadrados de espacio interior con una cocina y un comedor privados de planta abierta, una amplia sala de estar que conduce a una gran terraza al aire libre y una piscina infinita privada de 15 metros.

Salón con piano de la mansión Pinnacle.
Salón con piano de la mansión Pinnacle.

“Los huéspedes eligen nuestro hotel para celebrar la vida, para resetear sus vidas y volver a sus ocupaciones completamente nuevos, tras tomar el primer café del día viendo amanecer o acabarlo viendo el mar”, asegura David Arraya, director general del hotel, que pertenece al grupo Six Senses, una de las marcas prémium del grupo hotelero InterContinental Hotels Group (IHG), que adquirió en 2019 al fondo Pegasus Capital Advisors por 265 millones de euros.
La ubicación, tal y como describe Arraya, es deslumbrante, así como los grandes espacios de cada una de las estancias, con grandes habitaciones en suite, amplios salones, espacios exteriores con vistas al amanecer y el atardecer y servicios a la carta como chef, concierge o tratamientos spa.

Piscina de la villa Cliffhanger.
Piscina de la villa Cliffhanger.

Cada villa incluye a un responsable de experiencia personal del huésped (guest experience maker personal) para hacer que cada estadía sea lo más cómoda posible y descubrir los secretos mejor guardados de Ibiza, desde restaurantes locales hasta las famosas discotecas de la isla o excursiones privadas de un día en la flota de barcos del resort a playas escondidas visitas a la vecina Formentera.

Las residencias han sido concebidas por el arquitecto y amante de la isla Jonathan Leitersdorf, siguiendo el modelo de una finca tradicional desde un prisma contemporáneo. Situadas en la parte más elevada del resort, tienen vistas panorámicas al mar, con interiores que incorporan materiales naturales y sostenibles como la madera y la piedra de microterrazo, cocinas de planta abierta completamente equipadas, y obras arte de la colección fotográfica del complejo, una colaboración con Magnum Photos.

Detalle de una sala de la villa Pinnacle.
Detalle de una sala de la villa Pinnacle.

Normas
Entra en El País para participar