Aerolíneas

Air Nostrum será la primera usuaria del dirigible británico Airlander

Los socios de la aerolínea firman un acuerdo de lanzamiento con el fabricante Hybrid Air Vehicles con intención de estrenar la aeronave en 2026

Recreación del dirigible Airlander 10.
Recreación del dirigible Airlander 10.

La búsqueda de la mayor sostenibilidad posible ha embarcado a Air Nostrum a situarse en un lugar preferente para lanzar en 2026 el dirigible ecológico Airlander 10, primera creación de la firma británica Hybrid Air Vehicles (HAV). La aeronave, a medio camino entre el aerotaxi y el avión comercial, emitirá un 90% menos de carbono que los habituales aviones de corta distancia. Su estreno dependerá de la obtención de la certificación, pero el objetivo es que este aparato despegue en cuatro años y alcance las cero emisiones en 2030.

Los socios de Air Nostrum han dado luz verde para que la compañía valenciana se vincule al proyecto de desarrollo. La intención de la aerolínea es introducir diez de estas aeronaves en su flota a través de la fórmula del leasing operativo. Los dirigibles llegarían a la base de Air Nostrum en Valencia a lo largo de cinco años.

La intención de la aerolínea es introducir diez de estas aeronaves en su flota a través de la fórmula del leasing operativo

HAV, según confirma su director general, Tom Grundy, prevé lanzar la producción del modelo este mismo año. El secreto de su bajo consumo reside en la sustentación a partir del helio (gas no inflamable) que llena su casco y en que no precisa grandes motores para el desplazamiento. Los permisos para que el Airlander 10 despegue son los mismos que precisa cualquier otro tipo de avión comercial y se buscará la certificación por parte de los reguladores de todo el mundo.

Una peculiaridad del Airlander 10 es su capacidad para posarse “en cualquier superficie razonablemente plana, tanto en tierra como en agua”, explica Air Nostrum. Es decir, no precisa una pista de aterrizaje. Otra ventaja es que puede operar en espacios reducidos, por lo que podría convertirse en una alternativa para el transporte aéreo en ciudades sin instalaciones aeroportuarias o en islas.

La cabina, con capacidad para un centenar de viajeros, se sitúa debajo del casco relleno de helio.
La cabina, con capacidad para un centenar de viajeros, se sitúa debajo del casco relleno de helio.

La velocidad máxima de desplazamiento es de 130 kilómetros por hora y cuenta con una autonomía de 3.700 kilómetros. La configuración inicial es para un centenar de pasajeros (o 10 toneladas) en una cabina que no necesita ser presurizada al volar mucho más bajo que los aviones.

Distintas apuestas

Los accionistas de Air Nostrum, que también han entrado en el ferrocarril de alta velocidad a través de la operadora Iryo, enmarcan esta apuesta en la estrategia de diversificación hacia distintas soluciones de movilidad. El presidente Carlos Bertomeu ha afirmado que “el Airlander 10 bajará drásticamente las emisiones y por eso hemos alcanzado este acuerdo con HAV. La sostenibilidad, por suerte para todos, ya es un hecho irrenunciable en el día a día de la aviación comercial y acuerdos como este son una forma efectiva de alcanzar los objetivos de descarbonización previstos en la iniciativa legislativa ‘Fit for 55’”.

En Air Nostrum creen que las características de este dirigible lo convierten en un medio “ideal para cubrir muchas de las rutas más importantes en todo el territorio español”. Pero también se piensa en los servicios logísticos, viaje de ocio e incluso la vigilancia.

Antes de la firma de este acuerdo, el área Técnica de Air Nostrum ya ha venido proporcionando soporte a HAV en los estudios de motores y propulsión del Airlander 10, y sus departamentos Comercial y de Servicio al Cliente han pretado su experiencia a HAV para el diseño de interiores y otros ámbitos relacionados con la atención al cliente.

La velocidad máxima del  Airlander 10 será de 130 kilómetros por hora, la autonomía llega a 3.700 kilómetros y tendrá capacidad para un centenar de pasajeros

En el acuerdo también se contempla que el grupo levantino entrará a colaborar en la formación del personal; planificación y ejecución de mantenimiento de la aeronave, desarrollo operativo y preparación de la integración de este tipo de aeronave en un AOC (Certificado de Operador Aéreo). La española asesorará a HAV en aspectos prácticos del programa de desarrollo de ingeniería y en las pruebas de vuelo del Airlander 10.

A por el avión 100% eléctrico

Dentro de su política ambiental, Air Nostrum trabaja en la creación de un avión 100% eléctrico en colaboración con el desarrollador Dante Aeronautical y la aerolínea Volotea. El aparato surgiría de la adaptación de aeronaves comerciales de corto y medio alcance con una propulsión alimentada por un sistema híbrido de baterías y pilas de hidrógeno.

La firma que preside Bertomeu también ha probado los biocombustibles sostenibles para la aviación (SAF) y colabora con Universal Hydrogen para propulsar su flota de turbohélices con hidrógeno. De hecho, comprará 11 kits de conversión para turbohélice de Universal Hydrogen para su uso en toda la flota, tanto para la actual como para la futura.

Normas
Entra en El País para participar