MSC Cruceros destina otro barco de 5.700 plazas a España por el alza de la demanda

Las reservas de viajeros nacionales están un 144% por encima de los niveles prepandemia

Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros en España
Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros en España

Las reservas para viajar este verano siguen desbordando las previsiones de las empresas y anticipan un regreso acelerado a los niveles prepandemia. El gigante italosuizo MSC Cruceros ha anunciado esta mañana que incorpora un nuevo barco a su programación de verano ante el repunte de la demanda, con lo que tendrá diez embarcaciones navegando por aguas españolas, de los que ocho harán operaciones de embarque y desembarque de pasajeros.

El nuevo barco, llamado MSC Bellísima, cuenta con 2.500 cabinas, capacidad para alojar 5.686 pasajeros y en principio estaba destinado a posicionarse en Asia. "Debido a la fortísima demanda en España, la compañía ha optado por ponerlo en España, en dos rutas de siete días, con salidas desde Barcelona y Valencia y escalas en Livorno, Nápoles y Genova", explicó Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros en España. Las rutas del nuevo barco empezarán el 9 de julio.

Pachecho destacó que el repunte de las reservas en el mercado español les ha pillado con el paso cambiado. "Estamos recibiendo una demanda que no habíamos visto hasta ahora. En mayo estamos creciendo un 144% por encima de 2019 y en la primera semana de junio las cifras están por encima de mayo. La relajación de los protocolos y la rebaja media de precio del 15% está ayudando a los viajeros nacionales a contratar un crucero para este verano", destacó en la rueda de prensa de la nueva programación, en la que se pasa de tres puertos de embarque (Barcelona, Valencia y Palma de Mallorca) a seis (tras añadir Santa Cruz de Tenerife, Málaga o Alicante). "Vamos a tener 378 escalas en verano y un total de 447 en el año, lo que supone un alza del 10,6% respecto a 2019".

El director general de MSC Cruceros en España quiso resaltar las diferentes políticas comerciales entre el turismo receptivo, "se va a ver beneficiado por la apertura de fronteras y la llegada de millones de británicos", y el turismo emisor, "en el que la bajada de precios va a reducir nuestros márgenes en un contexto inflacionista". El directivo avanzó además que la venta de los paquetes para este verano, que arranca esta semana, incluirá por un tiempo limitado, todavía sin definir, las bebidas gratis y rebajas de precios en los vuelos para trasladarse a los barcos.

Esa ofensiva comercial se traducirá en un nuevo record de pasajeros. "Antes de la incorporación del Bellísima queríamos llegar a 120.000 pasajeros con salidas desde puertos españoles, que ya era un 20% superior a los niveles prepandemia. Ahora aspiramos a llegar a 140.000". En total, la previsión es llegar a 200.000 pasajeros (60.000 viajarán en avión para salir de otros países), el mismo nivel que en 2019, como consecuencia del cierre de Países Bálticos por la invasión rusa en Ucrania. "Lo que sí va a cambiar es el mix de destinos. Si en 2019, entre el 55% y el 60% de los pasajeros hacían salida desde puerto español, este año crecerá hasta el 70%"

Normas
Entra en El País para participar