Google enseña al mundo la memoria culinaria de España

Una exposición virtual difunde el recetario antiguo, la recuperación de cultivos y las elaboraciones ancestrales

Más de mil fotografías, 38 reportajes y tres vídeos dan forma a este proyecto

Google enseña al mundo la memoria culinaria de España

Estaba abocada a perderse. La herencia gastronómica española corría el riesgo de caer en el olvido. Forma parte del legado cultural de España y mantenerlo no es fácil. Ahora, gracias Google Arts & Culture –que ya había participado en 2019 en otro proyecto similar, España: cocina abierta (2019)– se difundirá parte de este tesoro, un proyecto en forma de exposición virtual, Gastronomía española: memoria culinaria, avivado por la Real Academia de Gastronomía (RAG). “Debido a los cambios y costumbres, muchas de ellas que se transmitían en las casas, hemos recuperado tradiciones y recetas, que forman parte de la memoria de muchas mujeres de cierta edad, y que temíamos que se fueran a perder”, explica la investigadora gastronómica María Llamas, impulsora además del espacio Alambique, quien cree que después del bum de la cocina molecular y de vanguardia, llegó el momento “de mirar a los orígenes de lo que se cocinaba en los hogares, en los gremios o en las cofradías, de recuperar tradiciones y de lo que hay alrededor”.

Es la labor que reivindican asociaciones como La Cuina a Sils (Girona) o el Club de Guisanderas asturianas, las sociedades gastronómicas vascas, la cocina de los conventos, la recuperación de cultivos o de elaboraciones ancestrales.

A través de la exposición virtual se rinde homenaje a la cocina cotidiana, a través de más de mil fotografías, 38 reportajes digitales y tres vídeos que se agregan a la primera exhibición gastronómica mundial online que tuvo a España como protagonista, con 55 muestras con más de 2.000 elementos para explicar “el legado gastronómico que ha dejado España al mundo”, según destaca Miguel Escassi, director de relaciones institucionales de Google España. Y lo hace desde la visión de las personas que han ayudado a recuperar este legado. A través de esta muestra se podrá recorrer España con Los Recetarios, una iniciativa digital itinerante y colaborativa que se encarga de digitalizar y preservar recetarios manuscritos, o vivir cómo es un día en la vida de La Cuina a Sils, ofreciendo una visión de la memoria culinaria de estas abuelas catalanas.

También se podrá saber más sobre la vida cotidiana de una sociedad gastronómica de San Sebastián, o conocer cómo el chocolate ha contribuido al resurgimiento de la repostería del convento de Clarisas de Santa María de Bretonera en Belorado (Burgos).

Para poner a prueba hasta dónde llega el conocimiento sobre la gastronomía española, hay disponibles tres cuestionarios con preguntas, sobre cómo pedir el pescado, qué productos son originarios de América, o qué comer según la ocasión. También invita a adivinar cuáles son los ingredientes que componen siete platos tradicionales imprescindibles como el marinero tallarines con melva fresca o el marmitako.

Porque si algo tiene claro Lourdes Plana Bellido, presidenta de la Real Academia de Gastronomía, es el calado del proyecto, ya que “tenemos la responsabilidad de preservar el legado gastronómico para las generaciones futuras y reconocer el trabajo de todos aquellos que contribuyen a que no lo olvidemos”.

Normas
Entra en El País para participar