Inmobiliario

Madrid y Barcelona proyectan quintuplicar su capacidad en centros de datos

La capital suma 14 iniciativas que añadirán 505 MW de capacidad. La ciudad catalana, por su parte, agregará otros 110 MW

Centros de datos pulsa en la foto

Los centros de datos son los activos más de moda en el sector inmobiliario y demanda de operadores tecnológicos está atrayendo la inversión hacia este tipo de nuevos activos. Madrid y Barcelona ya cuentan con proyectos para quintuplicar su capacidad actual (medida en megavatios) de este tipo de infraestructuras, según un informe publicado ayer por la consultora inmobiliaria Colliers.

En concreto, Madrid cuenta con 14 proyectos identificados por Colliers para una capacidad de 505 MW, frente a las 31 de estas instalaciones que operan en la actualidad con una oferta de 100 MW.

En Barcelona, se suman otros seis proyectos de 110 MW adicionales en conjunto, cuando actualmente esa área metropolitana dispone de 12 infraestructuras que ofrecen 20 MW en total. Entre las dos ciudades, la capacidad pasará de 120 a 735 MW con estos proyectos.

En Madrid, las mayores iniciativas, ambas de 100 MW, son impulsadas por Stonsheild, a través de su filial Xdata Properties en San Fernando de Henares, y el del fondo Thor Equities en Fuenlabrada (ver gráfico). Hay otros desarrollos de grandes compañías tecnológicas como Microsoft, que levanta sendos centros en San Sebastián de los Reyes y Algete. También de inmobiliarias tradicionales, como la socimi Merlin Properties en Getafe, o de inmobiliarias especializadas como Interxion en la zona de Julián Camarillo de la capital.

En el caso de Barcelona, Merlin también cuenta con un desarrollo en la Zona Franca, y la inmobiliaria Panattoni levanta el mayor (42 MW) en Cerdanyola. Interxion también acomete una nueva inversión en Sant Adrià, tal como adelantó este diario en mayo.

“El pipeline de proyectos anunciados durante los últimos seis meses indica una actividad desenfrenada tanto en inversión como en desarrollo de centros de datos, subrayando la importancia de España y Portugal como hub digital del sur de Europa”, asegura José María Guilleuma, director de data centers en Colliers. “Una vez consolidada la oferta de data centers, la próxima batalla será el aseguramiento de la demanda”, afirma.

Existen además otros proyectos: como el de Merlin en el País Vasco, el de Meta en Talavera de la Reina (Toledo), el de Ingenostrum (120 MW) en Cáceres o el de Aire Networks en Málaga. En la Península Ibérica, el mayor de otros ellos es el de la empresa Star Campus, de 450 MW, en Sines (Portugal).

Este tipo de activos cuenta con una fuerte barrera de entrada para inversores e inmobiliarias por la dificultad tecnológica para hacer realidad estas infraestructuras. Por ejemplo, Merlin reconoció que lleva preparándose para este salto desde 2018 y cuenta con planes para invertir 600 millones de euros hasta 2007. En marzo, PwC recogía que los proyectos que se preparan en España llevarán aparejada una inversión de 9.000 millones por parte de inmobiliarias y gigantes tecnológicos.

Normas
Entra en El País para participar